Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

RTVE venderá las sedes de Prado del Rey y Torrespaña y los Estudios Buñuel

Luis Fernández anuncia la construcción de un nuevo edificio en un municipio de Madrid

La Corporación RTVE cambiará de sede. Las históricas instalaciones de Prado del Rey, Torrespaña (donde se levanta el famoso Pirulí) y Estudios Buñuel serán vendidas y las actividades que ahora albergan se concentrarán en un solo inmueble. Será un edificio "emblemático" y diseñado por un arquitecto de vanguardia, según anunció ayer el presidente de RTVE, Luis Fernández, en el Congreso de los Diputados. La nueva sede será "más eficiente, menos costosa y más útil", y no implicará costes añadidos para el grupo estatal de radio y televisión.

Algunos edificios de Prado del Rey (en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón) padecen aluminosis o están afectados por el amianto. Símbolo del desarrollismo económico, este complejo tiene una extensión de 180.000 metros cuadrados y acoge el centro de producción de programas de TVE en Madrid y la sede central de RNE. Torrespaña (en el centro de Madrid) es el corazón de los servicios informativos, aunque el famoso Pirulí no pertenece a la corporación sino a Abertis, la empresa encargada de la distribución de señales de televisión. Los Estudios Buñuel -escenario de películas épicas, como Rey de Reyes, La caída del Imperio Romano o El Cid, en los tiempos de Samuel Bronston- albergan uno de los mayores platós de televisión de Europa (2.400 metros cuadrados).

Fernández aspira a que la nueva sede agrupe las actividades de estos tres edificios y acoja el consejo de administración (ubicado ahora en el paseo de La Habana), la Orquesta y Coro, el Auditorio e incluso la guardería para los hijos de los trabajadores. El proyecto salvaguardará "los equilibrios presupuestarios" de la empresa y simbolizará "el compromiso con la modernidad, los nuevos desafíos tecnológicos, la eficiencia y la modernidad" de la corporación. Además de "una obra de arte arquitectónica", será una apuesta "por la eficiencia y contra el despilfarro". No obstante, el presidente de RTVE eludió adelantar detalles sobre su ubicación. Tan sólo explicó que se construirá en "un municipio de la Comunidad de Madrid". En los planes de venta no entran los edificios del paseo de La Habana (donde nació TVE, hace 50 años) ni el de No-Do, ya que ambos pertenecen a Patrimonio del Estado.

Los principales sindicatos de RTVE consideran innecesaria la nueva sede y creen que responde a una operación especulativa. Máxime cuando actualmente se están realizando ampliaciones o modificaciones en algunos centros, como el de Torrespaña o en el Instituto de RTV, según comentó Marcel Camacho (CC OO). Francisco Andújar (Alternativa RTVE) dijo a Servimedia que cualquier ubicación que se aleje del casco urbano es perjudicial para los informativos, aumenta costes y causa malestar entre los trabajadores.

Fuentes de RTVE explican que los supuestos beneficios económicos de esta operación no se destinarán a sufragar la deuda acumulada desde los años noventa, ni los costes del expediente de regulación de empleo, que implica la salida de 4.150 trabajadores en un plazo de dos años. Los 7.800 millones de euros de deuda histórica serán enjugados por el Tesoro a medida que venzan los plazos, y los 1.200 millones que se desembolsarán para hacer frente a las prejubilaciones correrán a cargo de la SEPI.

Los grupos parlamentarios no entraron a valorar a fondo la propuesta. En su primera comparecencia ante la comisión mixta Congreso-Senado de control parlamentario de RTVE, Fernández desgranó su programa de actuación, que pivotará sobre cuatro objetivos: austeridad, funcionalidad, simplificación y servicio público. Apostó por reordenar y renovar los contenidos de TVE, fomentar la producción propia, potenciar los informativos y ser líder. Aunque la audiencia "no es un fin en sí misma".

La portavoz del PP Macarena Montesinos recordó que el consenso alcanzado entre todos los grupos para su nombramiento no lleva aparejado un cheque en blanco. "La música suena bien, la letra es impecable, pero la interpretación chirría en cada telediario". Isaura Navarro (IU) afirmó que su grupo no se siente bien representado en los debates de TVE y pidió una plaza para Gaspar Llamazares en Tengo una pregunta para usted. Joan Puig (ERC) exigió datos sobre los sueldos de los concursantes de ¡Mira quién baila! y de los comentaristas de 59 segundos. "Es de dignidad pública saber lo que cobran y si algunos están privilegiados por ser quienes son y tener poder". José Ramón Beloki (PNV) echó en falta la definición de un modelo territorial y lingüístico, y Óscar López (PSOE) dijo que el nuevo equipo sigue la "hoja de ruta" que marca la ley para poner en marcha un modelo "de calidad, independiente y plural".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de marzo de 2007