Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior pondrá límites a una nueva modalidad de tragaperras

El Departamento de Interior pondrá límites a una nueva modalidad de máquina tragaperras que funciona en salas de juegos y bingos desde el pasado noviembre: el Binjocs, una especie de bingo virtual. El jugador dispone de un boleto con un número sobre el que realiza una determinada apuesta. Para apostar, basta con que adquiera en el mostrador del local una tarjeta magnética por la cantidad deseada. Cualquier cantidad: no hay límites. En el Binjocs se conectan además varias máquinas entre sí, lo que permite engrosar sustancialmente los premios.

Hace un mes y medio, y ante las protestas de las asociaciones contra la ludopatía, la Dirección General del Juego y Espectáculos se puso en contacto con el proveedor de la máquina para realizar algunas modificaciones. La Generalitat pretende limitar la cantidad de dinero que se puede apostar de una sola vez -por ejemplo, expidiendo tarjetas con una cifra tope- así como la cuantía de los premios, que hasta ahora no está definida. "Aunque no hay un límite explícito, el premio no supera razonablemente los 1.000 o 1.500 euros", detalló un portavoz del grupo Cirsa. Interior también pretende "alargar el tiempo entre partida y partida" tras comprobar que la duración de las apuestas es demasiado corta y el gasto, en consecuencia, demasiado rápido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de marzo de 2007