Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los Marichalar, divididos

Álvaro critica la Ciudad del Medio Ambiente en Soria, que su hermano Amalio impulsó

La Ciudad del Medio Ambiente -la urbanización en terreno protegido con nombre de oxímoron que la Junta de Castilla y León ha convertido en ley- divide a los hermanos Marichalar. Amalio de Marichalar y Sáenz de Tejada, conde de Ripalda de posición, promotor inmobiliario de profesión y primogénito de la saga, ideó hace unos años la "ciudad del Medio Ambiente". La Junta de Castilla y León hizo suya la idea y luego desarrolló una urbanización de 800 chalés junto al Duero. Amalio de Marichalar explicó ayer a este diario ayer que Soria puede ser "referente mundial de desarrollo sostenible" con iniciativas como ésta aunque pidió que se "saquen los edificios del terreno protegido para que haya consenso". Amalio, presidente del Foro Soria 21 de desarrollo sostenible, negó tajantemente tener interés económico en el proyecto. Sus declaraciones, de apoyo con matices al plan, contrastan con el tono duro del artículo que ayer publicó su hermano menor, Álvaro, en el Heraldo de Soria: "La Junta de Castilla y León quiere imponernos a los sorianos su ciudad del Medio Ambiente, que responde a una burda operación especulativa", dice. "Les da igual sembrar uralita y cemento que demagogia y palabrería. Necesitamos otra clase de políticos", añade. Álvaro -el que cruzó el Atlántico en moto de agua- llama a la resistencia: "No queda otra que invocar a nuestros antepasados numantinos y resistir, con fuerza, a esta nueva invasión de irresponsabilidad y ladrillos mal puestos". Amalio, sobre el artículo de su hermano, fue rotundo: "No lo he leído". Jaime de Marichalar, casado con la infanta Elena, puede romper el empate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de marzo de 2007