Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cortés ironiza sobre el sistema financiero en su primera película

Todo tiene truco en la vida, "el sistema funciona con reglas amañadas", tanto que la fortuna puede llegar a aplastar a la más normal de las personas. Así define el joven orensano Rodrigo Cortés el trasfondo de su primer largometraje, Concursante, que, protagonizada por el actor Leonardo Sbaraglia, se estrena hoy en las salas de cine. Una ácida sátira del sistema financiero, relatada a un ritmo vertiginoso a través de la historia de un anodino profesor de Economía que vive una asfixiante pesadilla después de ganar 3 millones de euros en un concurso televisivo. Ser millonario puede resultar ruinoso.

Rodada en A Coruña y Madrid, la opera prima de Cortés, cuyo cortometraje estrenado en 2001, 15 días, se convirtió en el más premiado de la historia del cine español (57 galardones), no sataniza el dinero, sino que busca desvelar, a través de un humor mordaz, "el despiadado sistema bancario". "Es como levantar la tapa de reloj para ver cómo funciona su mecanismo", explica el director y guionista de la película, producida por Continental, TVG, Lazonafilms y Nephelim.

Sbaraglia, que reseña su entusiasmo por una película y un director que estará pronto, vaticina, "entre los más grandes", comparte cartel en esta tragicomedia con Chete Lera, Miryam Gallego (la becaria de la serie televisiva Periodistas), y el gallego Luis Zahera, quien no oculta su sorpresa por "la violencia" de su personaje, un "bicho de abogado que funciona con cerebro reptil". Hacienda primero y un préstamo bancario después dan rápidamente al traste con el golpe de suerte de Martín Circo Martín (Leonardo Sbaraglia). Cortés busca con su primera película "explicar cosas, además de contarlas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de marzo de 2007