Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enagas dedica 300 millones a doblar la red valenciana de gas en dos años

Antonio Llarden, presidente de Enagás, cifró ayer en 300 millones de euros el coste de las inversiones previstas por la empresa gestora del sistema gasístico en España para duplicar la red de gasoductos que alberga la Comunidad Valenciana en un plazo mínimo de dos años. Llarden se reunió con el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, para expresar su disposición para engrasar todo el aparato administrativo y "trabajar al máximo conjuntamente para obtener todos los permisos de tipo medioambiental y administrativo que se necesitan para lanzar estas obras de forma que en un par de años estén finalizadas".

Los tramos en proyecto o en ejecución a lo largo de 2007, como detallan las previsiones de Enagás, afectan a un total de 300 kilómetros de gasoductos sobre suelo valenciano.

Las nuevas conexiones permitirán vincular el circuito de gas valenciano con los puntos de entrada de gas a la Península en Huelva, a través de una regasificadora, y Almería, donde parte la conexión del gasoducto que llega hasta Beni-Saf, en Argelia.

Un segundo proyecto por orden de prioridad incluye el gasoducto previsto entre la localidad de Montesa (La Costera) y Dénia (La Marina Alta), desde donde partirá el futuro gasoducto submarino que debe garantizar el suministro de la isla de Ibiza, primero, y la de Mallorca, después.

Un pequeño ramal en Castellón desde el gasoducto que corre paralelo a la costa desde Sagunto a Tarragona garantizará el suministro a las nuevas centrales de ciclo combinado que levanta Iberdrola en el Puerto de Castellón.

Las previsiones de Enagás hasta 2011 incluyen también la posibilidad de doblar las conexiones entre Paterna e Ibiza, por un lado, y el gran canal que corre entre Montesa y Cartagena.

Respecto a la posible incidencia del alza de precios del gas que ha anunciado Argelia sobre el mercado doméstico, Llarden recordó que apenas un 30% del gas que consumen los españoles procede del país magrebí de modo que la incidencia del alza de precios sera poco significativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de marzo de 2007