Reportaje:Ciclismo

Valverde gana su primera contrarreloj

El ciclista español del Caisse D'Epargne sentencia la Vuelta a Murcia en la penúltima etapa

Alejandro Valverde ganó ayer la primera contrarreloj de su carrera y, de paso, asestó un golpe que se antoja definitivo en la Vuelta a Murcia. El ciclista español del Caisse D'Epargne se impuso en la etapa clave, la cuarta, una cronometrada individual de 23,3 kilómetros entre las localidades de Alhama de Murcia y Aledo, con un tiempo de 32 minutos y 57 segundos. Con este triunfo, Valverde se sitúa, a falta de sólo una etapa, al frente de la general con 35 segundos de ventaja sobre Ángel Vicioso (Relax), segundo, y 52 sobre Manuel Lloret (Fuerteventura), tercero.

La etapa, que combinaba el llano, tramos sinuosos y acababa en una ligera ascensión, se adaptaba al estilo de Valverde. El murciano, aún lejos de su mejor momento de forma, sacó su clase y, sin forzar, fue marcando los mejores tiempos en cada tramo, superando en cada uno de los controles los registros de Gómez Marchante, el único que rindió a la altura.

Valverde recalcó la trascendencia de su triunfo, la primera de su vida en una crono y ante su propio público. "Esta victoria tiene mucha importancia para mí. Es la primera vez que gano una contrarreloj y , por supuesto, lograrlo en Murcia le da más sabor todavía". Y destacó que esta victoria le puede servir para afrontar las próximas clásicas "sin presión" y con una mayor tranquilidad, a medida que se va encontrando más a gusto en una modalidad que siempre se le ha atravesado: "Cada año voy progresando en las contrarreloj, que siempre ha sido mi punto más débil. Eso es una muy buena señal de cara a los grandes acontecimientos que me esperan a lo largo de lan temporada".

Vencedor en Murcia en 2004, Valverde se mostró sorprendido de que sus sensaciones sobre la bicicleta a lo largo de la etapa y de toda la carrera hayan sido tan positivas, ya que afrontaba la carrera sin grandes expectativas y más como una toma de contacto para futuros compromisos. De hecho, ha aprovechado la cita murciana para hacer algunas pruebas con su nueva cabra, la que previsiblemente utilizará en el próximo Tour de Francia. "Está claro que había venido a Murcia con la intención de hacerlo lo mejor posible, pero estoy sorprendido de cómo he respondido. En la etapa enseguida encontré el ritmo adecuado. Al principio, me reservé un poco, porque sabía que la parte final era muy dura y muy exigente. Pero los últimos kilómetros los realicé a tope".

La última etapa, de 151 kilómetros, se disputa mañana entre Ceutí y Murcia y es un trazado ideal para un final al sprint.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS