Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

EE UU sigue la pista de los dólares 'ateos'

El Tesoro investiga una partida de monedas que circula sin la tradicional inscripción "En Dios confíamos"

"En Dios confiamos". Ése es el lema que aparece acuñado o impreso en todas las monedas y billetes que se ponen en circulación en Estados Unidos. Sin embargo, al Departamento del Tesoro se le ha escapado por error una partida de monedas de un dólar ateas, sin la inscripción en inglés "In God we trust", lo que ha despertado el interés de los coleccionistas, que ofrecen entre 300 y 400 dólares (entre 229 y 305 euros) por tan raro ejemplar, y de paso echa más leña al fuego de la expansión del ateísmo en Estados Unidos.

El lema en cuestión nació en 1864, en plena guerra de Secesión estadounidense, como una reivindicación nacionalista y religiosa que los inquilinos de la Casa Blanca no dudan en utilizar cuando se dirigen a la nación. El desliz de acuñación se descubrió a comienzos de esta semana, pero se desconoce el número de monedas que circulan con el defecto. El caso tiene más gracia si se tiene en cuenta que esas monedas cuentan con un nuevo diseño, por el que se rinde tributo al ex presidente George Washington.

Los conocidos ya como dólares ateos se pusieron por error en circulación el pasado febrero. El defecto técnico provocó que algunas de las monedas presidenciales tampoco recojan la inscripción en latín "E pluribus unum" (De muchos, uno), ni el año de acuñación, ni el sello con la Casa de la Moneda de la que salieron, en este caso la de Filadelfia, que en un comunicado reconocía el error y afirmaba que se tomaba lo sucedido muy en serio.

Toda esta información debía aparecer en el canto de la moneda, gracias a una técnica que se utiliza desde 1932 y que obligó a la Casa de la Moneda de EE UU a comprar nuevas máquinas para hacer la acuñación en el borde (se hace en un proceso aparte). El Tesoro estadounidense decidió en enero pasado poner 300 millones de estas monedas presidenciales doradas en circulación y asegura que se han adoptado las medidas técnicas para subsanar el defecto, mientras averigua la causa del desliz.

El uso de las monedas de dólar no es muy popular entre los estadounidenses, que prefieren por su comodidad el billete verde de George Washington. Pero, como explican los conservadores de monedas y billetes, este tipo de ejemplares con errores son muy apreciados por los coleccionistas, porque la cantidad en circulación de estas divisas es muy pequeña. El hecho de que se tratara de un defecto de acuñación hace difícil saber cuántas monedas hay en la calle, lo que eleva aún más su valor.

La agencia Reuters informó el jueves de que una de estas exclusivas monedas de George Washington se vendió en la casa de subasta online eBay por 405 dólares. Ayer había una veintena de estos ejemplares defectuosos a la venta en Internet, a un precio máximo de 295 dólares, porque podría haber más de las que se piensan.

Hay quien ya ve en este desliz un argumento para dar vida al debate sobre el aumento del ateísmo entre la conservadora sociedad estadounidense, como refleja el libro de Richard Dawkins The God delusion (El engaño de Dios), uno de los más vendidos la pasada Navidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2007