Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La carrera preelectoral: faltan 83 días

La ex candidata del PSOE en Valdemoro recoge 2.000 firmas

Eva Borox continúa su encierro y pide el amparo de José Blanco

Día de viajes, broncas y discrepancias en las filas de los socialistas madrileños. El alcalde de Alcobendas (PSOE), José Caballero, se mostró ayer a disgusto con las listas de su municipio. Hoy dará una rueda de prensa para explicar con detalle sus discrepancias con la ejecutiva socialista. Mientras, Eva Borox, ex candidata del PSOE en Valdemoro, continúa su encierro en la sede del consistorio como protesta por haber sido apartada de la lucha por la alcaldía. El ex presidente de la Comunidad Joaquín Leguina acudió ayer, rompiendo la disciplina de su partido, a Telemadrid y criticó a algunos sectores del PSOE. Alejado de la bronca, el candidato a la alcaldía, Miguel Sebastián, visitó al regidor de Londres para inspirarse.

La actual portavoz de PSOE en Valdemoro, Eva Borox, mantiene desde el jueves pasado un encierro, junto a otros militantes y vecinos, en el Ayuntamiento de la localidad. Borox protesta porque el comité del Partido Socialista Madrileño (PSM) desechó su candidatura, que tenía apoyo de los militantes, y en su lugar seleccionó a Margarita Peña.

La dirección del PSM argumenta que miembros de la lista de la ex candidata mantienen vínculos con el PP. Precisamente Borox presentó ayer una denuncia ante la Comisión Ejecutiva Federal socialista basada en unas declaraciones de Rafael Simancas el domingo pasado en Telemadrid. "En ellas, Simancas decía que mi candidatura está patrocinada por el PP y por el consejero Francisco Granados y eso no lo toleraremos. Si tiene pruebas, que lo denuncie en los órganos correspondientes", aseguró Borox, que añadió que tiene "unas 2.000 firmas de vecinos y de asociaciones de Valdemoro" en su apoyo, que entregará al Comité Federal y al secretario de organización del PSOE, José Blanco, a quien ha pedido amparo.

El secretario de Organización del PSM, Andrés Rojo, respondió: "No es descabellado decir que tiene el apoyo del PP después de tomar una medida de fuerza como encerrarse en el Ayuntamiento, donde tiene todos los días una cámara de Telemadrid en la puerta. No es un insulto, es una descripción".

El equipo de Borox prepara un escrito que presentará a la Comisión Federal de Ética y Garantías del PSOE por las declaraciones de Simancas. Los estatutos del PSM "establecen que los cargos públicos no deben desprestigiar a otros cargos públicos o a militantes", señaló la portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de marzo de 2007