Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Enchufados al móvil también en el metro

El teléfono se podrá utilizar en 25 estaciones y los túneles que las unen antes del final del verano

Hablar a través del móvil dentro del metro de Madrid será posible a lo largo del próximo medio año. Antes de que finalice el verano, aseguran desde la consejería de Transportes, 25 estaciones y los túneles que las enlazan dispondrán de la tecnología necesaria para conversar con el exterior bajo tierra. La línea 8 al completo, que enlaza el aeropuerto con Nuevos Ministerios, y algunos tramos de la 1, 2, 5 y 10, se beneficiarán de la instalación. Pero Madrid llega con retraso respecto al resto de metros de España. En Barcelona, Bilbao y Valencia ya es común ver a usuarios colgados del móvil.

"Oye, igual se corta, que estoy en el metro. Aunque creo que aquí hay un poco de cobertura", dice una mujer entre las estaciones de Campo de las Naciones y Mar de Cristal. Habla a través de su móvil. Lo hace gracias a la red en pruebas que Metro está probando en la línea 8 del metro. Desde Barajas hasta Mar de Cristal, las estaciones y los túneles que las unen disponen de antenas repetidoras que permiten la comunicación telefónica bajo tierra. "¿Oye?", exclama un hombre. Mira a su móvil y pregunta: "¿Me escuchas?". Sin cobertura. Ya está en Pinar del Rey.

El proyecto ya está en pruebas, y se puede hablar entre Mar de Cristal y Barajas

La calidad del sonido es nítida y la cobertura de red casi siempre la máxima en los tramos en pruebas. Sólo el estruendo de los trenes, que chirrían al entrar en las estaciones, y el follón de gente, impiden una excelente comunicación. Pero para casi todo hay solución. Así que hay quien se tapa el oído contrario con el dedo... y listo.

"Me parecería muy bien que se pudiera utilizar el móvil en todas las líneas", cuenta Virginia. Esta chica pelirroja ha volado desde Londres y tiene la cara cansada. "Así no te quedas incomunicada", añade. Otra usuaria, Beatriz, cuenta una anécdota. Dice que el otro día atravesó Madrid durante casi una hora en el suburbano. Tenía una entrevista. Al salir a la superficie, se encontró decenas de mensajes que le avisaban de llamadas perdidas. Era su jefa. "No hace falta que vayas a la entrevista, han llamado para suspenderla", le alertó. Pero ya era demasiado tarde.

La llegada de la telefonía móvil al metro de Madrid llega con retraso respecto al resto de suburbanos de España. Mientras que Madrid se incorpora ahora con 25 estaciones de las 238 con las que cuenta Metro, en Barcelona, Bilbao y Valencia están mucho más avanzados. El metro de la capital vizcaína, que el próximo noviembre cumplirá 12 años, dispone de cobertura total para los móviles en las dos líneas que unen el centro de Bilbao con las márgenes izquierda y derecha de la ría del Nervión. En las cuatro líneas del metro de Valencia también se puede hablar por teléfono sin problemas. Y en Barcelona, el segundo metro más importante del país, la telefonía móvil llega a 53 de las 121 estaciones de la red. 27 de ellas desde principios de este año.

En el resto de Europa también hay ciudades que disponen de la tecnología para hablar bajo tierra. París, Berlín y Copenhague la tienen. No ocurre así en Londres. En la capital británica sólo se puede usar el móvil en los recorridos que van en superficie. Nunca en los túneles.

¿Cómo funcionan los móviles dentro de un túnel? Según explica una responsable de Metrocall, una empresa en la que tiene participación el suburbano madrileño, se eligen estaciones donde se instalan unos cuartos técnicos principales. Desde ellos se envía una señal al resto de estaciones y túneles, amplificada mediante antenas o cables radiantes. La elección de una u otra opción depende de unos estudios de cobertura. Si el túnel es estrecho, siempre se elige utilizar el cable, ya que las antenas no caben.

Las tres operadoras (Telefónica, Vodafone y Orange) utilizarán la fibra óptica que Iberdrola gestiona en la red del metro. A partir de la primavera, la línea 1 entre Cuatro Caminos e Iglesia y la 6 entre Cuatro Caminos y Nuevos Ministerios comenzará a funcionar. El proyecto está aprobado y las pruebas están realizadas. "Sólo queda que las tres empresas de móviles se conecten al sistema", dicen en Metrocall. Hasta el verano, se irán poniendo en marcha otros dos trayectos. En la línea 8 (Nuevos Ministerios-Mar de Cristal) y en la 10 (Nuevos Ministerios-Gregorio Marañón). Más adelante llegará el tramo entre Gregorio Marañón y Alonso Martínez en la línea 10, y los túneles que enlazan la Gran Vía con Bilbao (línea 1) y Chueca (línea 5). El último proyecto aprobado corresponde a la línea 1 entre Menéndez Pelayo y Tirso de Molina. Según informa Metro, la zona de Sol no está cubierta debido a las obras en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 2007