Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Transportamos más peso del permitido", dicen los empleados

En los laterales de las grúas municipales una pegatina indica que la tara de dichos vehículos es de 3.500 kilogramos y su peso máximo autorizado (MMA) es de 5.200 kilogramos. Eso quiere decir que no podrían transportar ningún vehículo de más de 1.700 kilogramos. Pero muchos de los automóviles que terminan subidos en la plataforma exceden dicho tonelaje.

"Continuamente subimos coches grandes, BMW, Mercedes o todoterrenos en esas grúas. Lo único que nos indicaban antes al solicitar el vehículo es si debe ser de plataforma ancha", explica un conductor. "Eso en principio no es un problema, pero si hubiera un accidente porque los frenos no tienen fuerza por el peso, la responsabilidad sería nuestra".

"Por los esfuerzos cuando cargamos los coches, 50 personas tienen hernia discal"

Fuentes del departamento de Movilidad aseguran que es falso que las grúas se excedan en el tonelaje. Según el Ayuntamiento, cuando un vehículo supera el peso permitido se manda una grúa con capacidad para transportar más de 1.700 kilogramos. El viernes por la mañana, una de esas grúas estaba aparcada a unos metros del depósito del paseo Imperial con una furgoneta Volkswagen LT 28 de grandes dimensiones y de peso superior a dos toneladas en su plataforma.

Otra de las reivindicaciones sindicales es el aumento de la plantilla. "Hace 17 años que no se contrata a nadie. La única gente que ha entrado ha sido en sustitución de algún jubilado. Eso lo notamos, por ejemplo, en los turnos de fin de semana. Ahora hacemos muchos más", se quejan los empleados. El Ayuntamiento dice que también está estudiando la posibilidad de incrementar el número de efectivos y contentar así la reivindicación sindical.

Uno de los principales problemas a los que se han enfrentado los conductores de grúa ha sido el masivo padecimiento de hernia discal. "Antes los vehículos que usábamos apenas tenían suspensión. Por ello, y por los esfuerzos cuando cargamos los coches, unas 50 personas han padecido hernia discal en los últimos años", denuncian.

Son muchas horas dentro de la grúa. Y los conductores reclaman que, mientras no están realizando ningún servicio (cargan una media de dos coches al día), puedan estar parados en alguna de las bases. "Nos piden que estemos circulando por la ciudad todo el tiempo. Es una manera de asustar a los que piensan dejar el coche en doble fila o en la carga y descarga [según fuentes sindicales, éstos son el 90% de los casos de retirada de vehículo durante el día]", explica un conductor. "Pues ahora que está tan de moda lo del cambio climático, si estuviéramos parados mientras no cargamos contaminaríamos mucho menos", reclaman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de marzo de 2007