Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

En este teatro está prohibido bostezar

El festival Teatralia comienza hoy con 39 espectáculos para niños y jóvenes

Es el público más exigente al que se enfrenta un artista. Si se cansa, bosteza descaradamente y dirá a todo el mundo que se aburrió como una ostra. Por eso, Teatralia, el Festival de Artes Escénicas para Niños y Jóvenes, acepta en su 11ª edición el reto de presentar 39 espectáculos desde hoy y hasta el 25 de marzo. Compañías nacionales e internacionales ofrecen propuestas escénicas tan distintas como el teatro de sombras o el hip-hop, pasando por los títeres, acrobacias circenses o música clásica con humor. Éstas son algunas de las propuestas (programa completo

en www.madrid.org).

- Acróbatas marinos (teatro Albéniz; 2-5 de marzo). Peter Pan, Robinson Crusoe y Moby Dick tenían algo en común: el océano. La compañía Arcipelago Circo Teatro se inspira en la literatura universal para su último espectáculo de acróbatas, para todos los públicos, titulado Tesoro. Los triples saltos mortales y esculturas de varios pisos creadas con sus propios cuerpos se combinan con ritmos caribeños y música italiana compuesta por el maestro Carlo Cialdo Capelli.

- Marionetas políticas

(teatro Galileo; 3, 4 y 5 de marzo). El grupo Axioma apuesta por el teatro como "transformador de conciencias" a través de sus marionetas para mayores de 14 años. La obra El compromiso propone una recreación de la posguerra española y una historia de amor por encima de las cartillas de racionamiento. El montaje emplea técnicas cinematográficas como el flash-back, los saltos de escenario y la variedad de personajes: cerca de 400 seres entre protagonistas y secundarios.

- Humor y música clásica

(Galapagar, Alcalá de Henares y otros teatros; entre el 10 y 25 de marzo). Si la música clásica parece aburrida, el grupo cómico Yllana y el violinista Ara Malikian se encargan de desmontar el mito a los mayores de ocho años en PaGaGnini. Sobre el escenario aparece un cuarteto de cuerda con gesto serio y chaqué... que esconde una interpretación burlona de temas clásicos, tangos y folclor.

- Danza urbana (Rivas-Vaciamadrid, Alcobendas y Torrejón entre otros; del 3 al 10 de marzo). Espectáculo de coreografía callejera dirigido a jóvenes de 14 a 18 años que disfruten con el hip-hop. La compañía Membros procede de Macaé, la ciudad con mayor índice de homicidios de Brasil. Esto se refleja en su trabajo, Meio fio, que aprovecha las paredes y el cemento de la calle para su rap comprometido y su danza.

- Teatro de sombras (Alcalá de Henares, Collado Villalba y Navalcarnero; 16-20 de marzo). Richard Bradshaw es considerado el "maestro de las sombras", con sus 160 marionetas que crean un mundo paralelo tras una

pantalla. Dirigido a mayores de nueve años y público familiar, Bradshaw confiesa que sólo trabaja con las sombras "porque son menos pesadas para llevar en una maleta". Con ellas narra historias tradicionales o situaciones surrealistas que buscan la sonrisa de los niños.

- 'Clown' solidario (sala Tribueñe; 23-25 de marzo). La veterana actriz belga Agnès Limbos sugiere una irónica versión del cuento El patito feo, como comienzo de la vida independiente y propuesta de solidaridad con los desfavorecidos. En su espectáculo ¡Libérate, pequeño! mezcla narración, danza, teatro de objetos y clown, para mayores de siete años.

- Ballet de la fregona

(Tres Cantos, 3 de marzo; Getafe, 16; teatro Albéniz, del 7 al 11 de marzo). El Ballet de Carmen Roche se atreve con el clásico de Charles Perrault y crea "una Cenicienta de rompe y rasga" para mayores y pequeños. La chica ya no es la eterna sufridora, sino un personaje con carácter que precisamente por eso enamora al príncipe.

- Risas y tacones (Coslada, Fuenlabrada y otros, del 10 al 25 de marzo). ¿Alguien se imagina a un payaso bailando flamenco? Sus zapatones lo hacen difícil, pero no imposible, según la compañía sevillana Varuma Teatro, que dirige su espectáculo titulado Malgama a niños mayores de siete años.

- Alfombra mágica (Círculo de Bellas Artes, del 3 al 6 de marzo). En El jardín pintado, una alfombra con sensores sirve de escenario para dos bailarinas, cuyas danzas activan luces de colores y sonidos. Los niños de cuatro a ocho años son invitados a participar en la alfombra interactiva, como primer contacto con un teatro que se puede tocar.

- Objetos divorciados (Alcalá de Henares, Majadahonda, Rivas-Vaciamadrid y otros teatros, del 16 al 25 de marzo). La francesa Compagnie du Chat Pitre trata la visión infantil de un divorcio a través del teatro de objetos en La pelota roja. "Después de un sondeo en las escuelas nos dimos cuenta de que el tema de la separación era importante. Las estadísticas nos lo confirmaron: dos de cada cinco niños tenían padres divorciados", explica Franck Jublot, el autor de la pieza, pensada para mayores de cinco años.

- Tres visiones de Otelo (Centro Cultural Paco Rabal; 22-25 de marzo). El Teatro delle Bricole presenta su propio Otelo para adolescentes en Un beso... otro beso... otro beso. Un ciego, un sordo y una muda interpretan sobre el escenario el clásico crimen, con música de la ópera de Giuseppe Verdi. Es una reflexión sobre los celos, la envidia y el amor.

- Danza adolescente (teatro Pradillo; 7-9 de marzo). Baile contemporáneo dirigido a mayores de 12 años. La compañía Cas Public presenta Diario íntimo: una impactante coreografía dirigida por Hélène Blackburn, que muestra la atracción y la locura amorosas. Siete bailarines, un pianista y la música de Bach como hilo conductor.

- Sombras de circo (Alcalá de Henares, 12 de marzo, y Navalcarnero, 13 y 14 de marzo). Pépé y su caballo Stella nacen casi al mismo tiempo en un circo y allí viven juntos hasta que el director despide al caballo por fallar en una pirueta. Pero Pépé y Stella sólo son dos sombras, creadas por la compañía Gioco Vita para los niños de tres a siete años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de marzo de 2007