Socialistas y populares pactan en las Cortes pedir otra moratoria de petardos

El concejal de Fiestas culpa al de Policía del incumplimiento de la norma en la 'Crida'

Socialistas y populares pactaron ayer una nueva petición de moratoria de la ley de explosivos que prohíbe el lanzamiento de petardos a menores de 12 años. El PSPV trató de modificar la moratoria ya pedida por el Ayuntamiento de Valencia, acotando el uso de juegos pirotécnicos sólo a los actos de las comisiones falleras. Las Cortes pidieron la excepcionalidad para las Fallas, las Fogueres y la Magdalena, en todo el ámbito de los festejos. El concejal de Fiestas culpó al de Policía para explicar la pasividad policial ante el incumplimiento de la ley vigente producido en la Cridà.

Ningún político aludió a los 30 niños heridos graves entre 2001 y 2005

Félix Crespo, concejal de Fiestas, matizó ayer la criticada frase que la alcaldesa, Rita Barberá, exclamó ante miles de personas para dar por inauguradas las Fallas: "Todos queremos pólvora; para los niños, también". Según el edil, sólo aludía a los petardos que prohíbe la ley que el Gobierno central publicó el pasado 3 de febrero. Tras la incitadora reclama, los falleros obviaron con el lanzamiento infantil de petardos, al amparo de la policía local, todas las leyes posibles: una directiva europea, el reglamento estatal, el proyecto de ley del menor de la Generalitat y el bando de fiestas del propio Consistorio. Algo que se repetirá si el Gobierno no acepta las moratorias del Ayuntamiento y las Cortes.

El PSPV trató de presentar una petición diferente a la ya solicitada por el equipo de Barberá. Pidieron que la excepcionalidad para estas Fallas fuera acotada a los actos programados por las comisiones falleras y que hubiera un compromiso para cumplir la ley desde 2008. Finalmente, todos los grupos excepto EU, solicitaron al Gobierno que suspenda la ley para todo el ámbito de festejos en las Fallas de Valencia, las Fogueres de Alicante y la Magdalena de Castellón. Tampoco hubo compromiso para cumplir la ley estatal en 2008. PP y PSPV aluden a los tres años de transición que permite la directiva europea para aplicarla.

Ningún representante político valenciano aludió a los 30 niños heridos graves entre 2001 y 2005 a causa de los petardos. Crespo insistió en que el Reglamento de Explosivos, recién promulgado por el Gobierno, prohíbe el uso infantil de petardos inofensivos como bengalas o bombitas. Los socialistas coinciden en considerarlos inocuos. Ninguno de los dos grupos, ni populares ni socialistas, aludieron a que la norma trata de cambiar la costumbre anual de proporcionar todo tipo de petardos, incluidos los peligrosos, a niños. Sólo EU se desmarcó argumentando que no quieren ser responsables de los posibles accidentes.

Crespo culpó al concejal de Policía, Miguel Domínguez, de la pasividad de los agentes locales durante el pasado domingo, en el lanzamiento de petardos de la celebración de la Cridà. "Si no hubo denuncias es responsabilidad de Policía no mía", se eximió el edil. El bando de Fallas de Barberá exige que los que incumplan las normas de petardos sean denunciados "con todo rigor".

La moratoria sigue sobre la mesa de la vicepresidenta primera de Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, que la sigue estudiando. La petición socialista y popular firmada ayer en las Cortes piden la reflexión del Gobierno ante la "tradición pirotécnica". El Gobierno, de momento, no dice nada. Prohibir una tradición, por muy peligrosa que sea, no parece muy popular con vistas a las elecciones municipales y autonómicas del próximo 27 de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50