Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wade se autoproclama ganador de las elecciones en Senegal

El líder del opositor Partido Socialista denuncia casos de fraude

El partido del presidente de Senegal, Abdulaye Wade, aseguró ayer que el mandatario ha obtenido un 57% de los votos en las elecciones del domingo pasado, suficiente para ser proclamado vencedor en la primera vuelta. A falta de los resultados oficiales, el líder del opositor Partido Socialista, que asegura tener información fiable de que se ha cometido fraude en estos comicios, rechazó de plano las pretensiones de victoria de Wade.

Catorce candidatos disputaban a Wade los votos de casi cinco millones de electores senegaleses. La seguridad con la que Wade ha pronosticado su victoria, mientras sus rivales aseguraban que era imposible obtener en la primera vuelta más del 50% de los votos sin trampas, ha incrementado el miedo a una crisis en uno de los países africanos más estables, que no ha sufrido un golpe de Estado desde su independencia, en 1960.

"Estos resultados no son oficiales y no contribuyen en absoluto a un clima de serenidad", advirtió un portavoz de la Comisión Electoral Nacional Autónoma poco después de que el primer ministro, Macky Sall, el director de campaña de Wade, diera a conocer ayer sus previsiones en rueda de prensa. Anoche, los únicos datos oficiales que se hicieron públicos indicaban que Wade obtiene la mayoría absoluta en ocho de las 35 provincias de Senegal, sin que se conocieran los resultados de las demás.

Más del 70% de los ciudadanos con derecho a voto acudieron a las urnas, según Sall, que añadió que el gobernante Partido Democrático Senegalés ha obtenido el 57% de esos votos. "Estos datos muestran de forma irrefutable que nuestro candidato ha logrado el apoyo necesario en la primera vuelta", dijo Sall, mientras simpatizantes y miembros del partido bailaban y cantaban frente a la sede. Si los resultados oficiales no confirman que el ganador ha recibido la mayoría de los votos en la primera vuelta, habrá una segunda a mediados de marzo. Los comicios se han celebrado sin apenas incidentes violentos, salvo la muerte de un soldado que trasladaba urnas y fue atacado por separatistas en la región sureña de Casamance.

Con la llegada de Wade, de 80 años, a la presidencia en 2000, se puso fin a cuatro décadas del Partido Socialista en el poder. La política de Wade (liberal en lo económico) se ha centrado en el desarrollo de nuevas infraestructuras de transporte para impulsar el crecimiento y evitar que los jóvenes emigren a Europa. La economía ha crecido a un ritmo anual de entre el 5% y el 8%; pero el paro alcanza al 48% de la población, según varias estimaciones. Los críticos afirman que Wade no ha sabido combatir la pobreza en zonas rurales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2007