Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 45 años por la doble muerte de Paterna

El autor material de los hechos no ha sido detenido. Pero los indicios apuntan a que Miguel Ángel Ortiz Bru, de 45 años, fue quien pagó a un sicario para que matara a Jessica Fernández Esteve, ex novia de su hijo, y el que era su pareja en aquel momento, David Fernández Ogallar. Fue en la madrugada del 5 de febrero de 2005. El fiscal pide 45 años de prisión.

Miguel Ángel Ortiz defendió ayer su inocencia ante un tribunal de jurado durante la primera sesión del juicio por el asesinato de la pareja de novios de Paterna. Los jóvenes, de 18 años, murieron de un disparo en la cabeza sobre las tres. A corta distancia. Estaban frente al portal de la casa de Jessica. No se apercibieron de que un encapuchado se había acercado a ellos entre los coches aparcados armado con una escopeta.

Según el Ministerio Fiscal, ese mismo día, la fallecida iba a dar a luz al nieto de Ortiz si no hubiese abortado el mes de junio anterior, y argumentó que el asesino "actuó bajo las indicaciones" del acusado, padre del ex novio de Jessica, Iván Ortiz. Sostiene que el procesado "retribuyó económicamente al asesino", aunque no se ha podido precisar la cantidad. Le había proporcionado "instrucciones precisas acerca de las costumbres, horarios y lugares frecuentados por los fallecidos".

El relato del fiscal incluye que el acusado decidió acabar con la vida de la joven y de su nuevo acompañante "como represalia" por haber abortado el verano anterior al que hubiera sido su nieto, cuando aún mantenía una relación sentimental con su hijo y que "quedó rota por las discrepancias surgidas a raíz de la interrupción del embarazo".

Ortiz reconoció que se había quedado como "cuando se le para el corazón a una persona y deja de vivir" al conocer que la novia de su hijo, con el que llevaba saliendo más de un año, se había quedado embarazada. Dijo que es católico, contrario al aborto y que predicaba la palabra del señor. Negó ante el juez que, como mantiene la acusación pública, amenazara alguna vez a la víctima. Ortiz indicó que la noche de los hechos permaneció en su domicilio acompañado por su esposa, Iván y otro de sus hijos. El fiscal pide 22 años y 6 meses de prisión para Ortiz por cada uno de los delitos de asesinato y 90.000 euros para cada familia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2007