_
_
_
_

El Ayuntamiento sólo acepta alegaciones del Valencia CF para el nuevo Mestalla

Los informes de la doble operación urbanística revelan numerosas deficiencias

Para la oposición son informes negativos, para el gobierno local, carencias subsanables. Los informes técnicos municipales advierten de carencias en tráfico, zonas verdes, aparcamientos, de agua y electricidad o acceso a bomberos en los planes para edificar viviendas en el solar de Mestalla y levantar el nuevo estadio en la avenida de Cortes Valencianas. Aún así, la comisión de Urbanismo, controlada por el PP, envió el asunto al pleno para su aprobación sin apenas cambios. Sólo una concesión importante: el Valencia CF podrá construir hasta 20 plantas junto al nuevo estadio.

El Consitorio permitirá al club construir 20 plantas junto al futuro estadio

Los planes para el antiguo y el nuevo Mestalla avanzan bajo las únicas directrices de los que idearon el proyecto. Ninguna de las alegaciones fundamentales presentadas por la oposición -socialistas y EU-L'Entesa- modificará la doble operación urbanística pactada entre el Ayuntamiento presidido por Rita Barberá y el Valencia CF. La edificabilidad concedida al club en Mestalla para viviendas y comercios, que la oposición considera excesiva e irregular, no se toca. Ni siquiera los problemas detectados por los informes municipales han podido evitar la celeridad con la que el proyecto fue enviado ayer, para aprobación, al próximo pleno municipal.

"Los partidos de la oposición han sido coherentes con su postura en sus alegaciones. Ellos no quieren un nuevo estadio". Así de claro justificó el concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, el rechazo de las modificaciones propuestas por la oposición. También las descalificó: "Son estupideces". El periodo de exposición al público de los proyectos urbanísticos llegó ayer a su fin sin que ninguna de las consideraciones fueran tenida en cuenta. Sólo el Valencia CF consiguió hacer una modificación sustancial, y será para construir más en el nuevo campo. Una maniobra urbanística que permitirá al club levantar hasta 20 alturas junto al nuevo estadio, a pesar de que las normas sólo prevén cuatro en suelo deportivo y de que así lo aprobó una anterior comisión de Urbanismo.

Entre las deficiencias señaladas por los informes técnicos para el suelo de Mestalla -nueve torres albergarán oficinas y 630 viviendas- está un déficit de 700 plazas de aparcamiento. Grau no vio un conflicto en la recomendación de sus técnicos: "Si los adjudicatarios del futuro concurso tienen que hacer plantas subterráneas de aparcamiento hasta que los neozelandeses protesten, pues que las hagan, es su problema". Para subsanar las carencias en el abastecimiento de agua, también señaladas en los informes, Grau propuso incentivar el ahorro. "Como ya se hace en el resto de la ciudad", exclamó.

La concejal de EU-L'Entesa, María Victoria González, destacó, entre otras deficiencias, que las ordenanzas municipales exigen 25.000 metros cuadrados de zonas verdes, mientras que el plan proyectado sólo prevé 16.000 en el área de Mestalla. Grau contestó que en Valencia existen parques suficientes para superar este defecto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A la falta de aparcamientos y de zonas verdes se unen otras advertencias. Iberdrola avisa de que los nuevos pisos y comercios necesitarán una nueva subestación eléctrica. Grau aceptó el consejo, pero negó rotundamente que la hipotética instalación se construya en la avenida de Aragón.

El acceso de los aficionados al nuevo estadio en la avenida de las Cortes Valencianas es el mayor problema que presenta el nuevo estadio. El Ayuntamiento propone el aumento del aparcamiento previsto bajo el terreno de juego en 1.000 plazas para subsanar el acceso a los partidos. Además, anunció la futura construcción de un túnel bajo la avenida de Pio XII que evite el colapso en una zona que ya tiene mucho tráfico.

17 medidas contra el atasco

Alfonso Grau, concejal de Grandes Proyectos del Ayuntamiento de Valencia, no escatimó ayer críticas contra las 17 propuestas que el Valencia CF ha presentado para mejorar el acceso del público al nuevo estadio en la avenida de las Cortes Valencianas. Autobuses de la EMT gratuitos, un aparcamiento vigilado de casi 1.000 metros cuadrados para motos y bicicletas, otra zona reservada para 50 autocares de peñas... Hasta casi dos decenas de peticiones que el Ayuntamiento descartó. "No vamos a usar el dinero público de todos los valencianos para el beneficio exclusivo de los que van al fútbol", afirmó Grau. Las propuestas estaban fuera de la parcela que corresponde al club de fútbol.

La dureza del concejal sorprendió, vista la buena disposición del equipo de gobierno del PP en todo el proceso para sacar adelante la operación urbanística, que reportará al Valencia CF, presidido por Juan Soler, un mínimo de 100 millones de euros de beneficios y un estadio nuevo sobre una parcela que se privatiza.

El buen trato a la entidad deportiva se ha trasladado también a las alegaciones, donde ha visto aceptada su petición de construir más junto al nuevo campo. El Gremio de Artistas Falleros también ha visto atendida su petición de ampliar los talleres, que contarán con 7.000 metros cuadrados más a añadir a los terrenos de Campanar con los que sobre el planeamiento se compensa la pérdida de dotación deportiva en la avenida de las Cortes Valencianas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_