Entrevista:FERIA 3GSM

"La aplicación fundamental del móvil será Internet"

Nakamura, presidente de DoCoMo, dice que con la banda ancha llegará todo lo demás

Con 94,9 millones de teléfonos móviles para una población de casi 128 millones de habitantes, Japón tiene la mayor proporción per cápita de celulares en el mundo. En este imperio del móvil, en donde brillan las aplicaciones más vanguardistas, como la televisión por el teléfono, luce más que nadie NTT DoCoMo, la operadora con el 50% del mercado. Su presidente y director general, Masao Nakamura, fue entrevistado por Ciberp@ís en Tokio. Durante casi una hora de preguntas y respuestas, Nakamura aseguró que la killer aplication, la aplicación fundamental, del teléfono móvil no va a ser ni la música ni la televisión, sino que será el servicio de Internet a alta velocidad.

Más información

Pregunta. Tras el éxito de los SMS en Europa, las teleoperadoras buscan una nueva aplicación fundamental para el móvil. Señor Nakamura, ¿cuál cree que será? ¿La música? ¿La televisión?

Respuesta. Ninguna de ellas. En la mayoría de los mercados del mundo, Internet se ha extendido gracias a la red de los ordenadores personales, pero la expansión que le pueden dar los teléfonos móviles es aún mayor, dado que la gente los lleva consigo todo el tiempo y con ellos se puede acceder a numerosos servicios, como hacer compras online y participar en subastas. El servicio de Internet en los móviles será la aplicación fundamental. Aún no se cuenta con la tecnología para mostrar lo mismo en el móvil que en el ordenador personal, pero el número de opciones aumenta rápidamente.

P. ¿Qué puede aprender Europa de Japón en este sector?

R. En teléfonos móviles estamos en la vanguardia del mundo, por sus funciones y servicios y porque tienen la capacidad de transmitir televisión y de hacer con ellos pagos y operaciones financieras. El crecimiento hubiera sido mucho más limitado si nos hubiéramos centrado sólo en servicios de voz. Nos gustaría mucho que Europa desarrollase nuevos servicios y funcionalidades.

P. ¿Qué futuro tiene la tecnología de cuarta generación?

R. Tras el experimento que hicimos en 2005 cuando logramos descargar 2,5 gigabytes por segundo en un teléfono fijo, ahora queremos descargar un gigabyte por segundo en el móvil.

P. ¿Será posible tener un único estándar de televisión en los teléfonos móviles?

R. No podemos augurar lo que va a pasar mundialmente. Aunque nosotros sólo vamos a utilizar móviles con TV en Japón, somos conscientes de la tentación de intentar usar el mismo sistema.

P. ¿Qué nuevos servicios veremos en los próximos años?

R. Veremos la capacidad de transmitir a alta velocidad servicios relativos a los vídeos, el monedero electrónico, opciones de pago compatibles y la convergencia de servicios de emisión y retransmisión. Cuando la regulación japonesa permita que la televisión por móvil emita no sólo contenidos específicos, sino también servicios relacionados con ellos habrá una convergencia muy alta en Japón. Se cree que esa normativa se levantará a partir de 2008, pero desconocemos en qué grado y manera.

P. ¿En qué consistirá la televisión por móvil?

R. El futuro de la televisión por móvil está en transmitir contenidos diferentes de los de la televisión convencional o de los cines. Estamos estudiando qué se nos permitirá distribuir en los celulares, debido a los derechos de propiedad intelectual o copyright, un problema que es prioritario solucionar pues afecta a las películas que fueron hechas para ser proyectadas en el cine y posteriormente para ser vendidas como DVD. Nunca se pensó que llegarían a verse en un móvil.

P. ¿Pero el aficionado querrá lo mismo en la pantalla del cine que en la del móvil?

R. Actualmente, analizamos qué formato de programas serán los que se demanden. En deporte, es posible que los aficionados no quieran ver todo un partido, sino sólo sus resultados, o cómo han quedado clasificados los participantes de un país en una competición.

P. ¿Qué ingresos esperan de los teléfonos Osaifu-keitai, o celular monedero?

R. Tendremos diez millones de usuarios de aquí a 3 a 5 años y esperamos que nos reporten unos beneficios de 321.000 a 642.000 euros.

P. Ninguna compañía ha revelado la cifra de ventas de móviles capaces de recibir televisión terrestre digital. ¿Se pueden saber las de DoCoMo?

R. Hasta ahora sólo hemos puesto un modelo en el mercado y de él hemos vendido 230.000 unidades, pero de aquí a marzo sacaremos cuatro modelos más.

P. ¿La etiqueta made in Japan ha perdido prestigio por las baterías que se incendian o el retraso en la producción de una videoconsola?

R. El tema de las baterías ha tenido realmente cierto impacto, pero si se mira la industria de la telefonía móvil, el 30% de los componentes de los celulares en el mundo son fabricados por empresas japonesas. Japón ha hecho una gran contribución a la alta tecnología, con las imágenes en cristal líquido, los servicios que ofrecen los móviles, el i-mode (grupo de tecnologías y protocolos diseñados para poder navegar a través de minipáginas creadas para aparatos móviles). Los equipos de tecnología móvil son ahora más complejos que los de un ordenador.

P. ¿Por qué la operadora AU de KDDI está ganando más abonados que DoCoMo?

R. Como nuestra empresa es casi el doble de grande que AU también ha sido mayor el impacto que hemos tenido por la introducción en octubre de la portabilidad de números móviles, que permite al usuario de telefonía mantener su número cuando pase a ser cliente de otra compañía. A esto se ha sumado que AU es más fuerte en ofrecer precios más ajustados y en servicios de música.

P. ¿Qué hace DoCoMo para cambiar la tendencia?

R. La situación ya ha cambiado. En cualquier caso, no hay una fórmula mágica en este tipo de competitividad en los servicios. Los consumidores no tienen en cuenta sólo un factor, sino varios, como el precio, el diseño del teléfono y las posibilidades que ofrece. Pese a que se sea excelente en uno de ellos, no se puede garantizar la supremacía, por ello queremos ser excelentes en todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de febrero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50