Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Redada de la policía italiana contra las Brigadas Rojas

La policía italiana detuvo ayer a 15 personas, acusadas de pertenecer a un grupo terrorista de ultraizquierda que preparaba varios atentados. Entre los objetivos figuraban, según el Ministerio del Interior, una casa de Silvio Berlusconi, su grupo televisivo (Mediaset) y un periódico afín, Libero, así como instalaciones de la cadena televisiva Sky, de Rupert Murdoch. "Los detenidos planeaban atentar también contra varias personas", dijo Ilda Bocassini, vicejefa de la Fiscalía de Milán.

"Hemos evitado atentados, pero los hechos son prueba de la presencia en el país de rescoldos de las Brigadas Rojas, y el que acabamos de desmantelar, lo sabemos, no es el último", declaró Giuliano Amato, ministro del Interior. Amato afirmó que la desarticulación del grupo era el resultado de dos años de investigaciones por parte de los servicios de seguridad y de espionaje.

La operación policial comenzó al alba e incluyó 80 registros en varias regiones del norte. Entre las sedes registradas figuraba la de la revista milanesa de extrema izquierda Aurora. Más de 70 personas fueron inscritas en el registro de investigados bajo la acusación de "asociación con finalidad de terrorismo o de subversión del orden democrático", y 15 ingresaron en prisión. Según la fiscal Bocassini, los detenidos habían creado tres comandos que realizaban ejercicios con armas en áreas de montaña.

Uno de los presuntos dirigentes del grupo era Alfredo Davanzo, de 49 años, antiguo dirigente de la llamada Segunda posición de las Brigadas Rojas. Davanzo fue juzgado en rebeldía y condenado en 1982 a 10 años de cárcel por un atraco a mano armada. En 1998 fue detenido en París pero liberado pocos días después.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de febrero de 2007