Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fraude electoral

Cuando hay más electores que vecinos

La cita electoral del 27 de mayo está originando empadronamientos masivos, que son investigados por el Instituto Nacional de Estadística

Las sospechas de que los empadronamientos desaforados tengan relación directa con la cita electoral del próximo 27 de mayo ha llevado al Instituto Nacional de Estadística a investigar a numerosos pequeños pueblos, donde un solo puede ser decisivo para ganar los comicios. Los casos aún en caliente de varias localidades, el famoso escándalo de Mogán (Gran Canaria) o el más lejano de Pego (Alicante) son botones de muestra de esta preocupación.

Almería Familiares y amigos

El Grupo Independiente por Almería (Gial) denunció la semana pasada lo que, a su juicio, era un "abuso de la democracia" en el padrón municipal de Enix. Según los independientes, el alcalde, del PSOE, con el consentimiento del PP, estaba permitiendo que se censaran personas en lugares sin luz, agua o en locales para aperos de labranza. El caso es que Enix contaba con 267 electores en su censo a fecha de 31 de enero de 2006 y, en noviembre pasado, los electores eran ya 347. En otro de los pueblos, Las Tres Villas, se da la circunstancia de que el censo para votar el Estatuto de Autonomía el próximo domingo es de 621 personas y, para las municipales, será de 750. Entre los días 29 y 31 de enero -fecha tope para poder inscribirse en los padrones y poder votar el 27 de mayo- se inscribieron 129 personas. El candidato del PP en este municipio, José Manuel Lázaro, reconoció sin titubeos haber inscrito a medio centenar de familiares. "De los 129, míos serán unos 45 ó 50. Todos son Lázaro o López. Pero insisto, es sólo una quinta parte de lo que podría haber empadronado de familia directa. Si llego a empadronar a mis cuñados y sus hijos podría haber llegado a las 300 personas porque mi esposa tiene 9 hermanos", dijo el concejal. Lázaro justificó su actuación a tenor de unas "70 u 80 personas" que, al parecer, se inscribieron en el padrón de Las Tres Villas el pasado octubre. "Según mis hipótesis, esas personas son de Virtudes

[Pérez, la alcaldesa, del PSOE]", zanjó el edil.

El alcalde de Fondón, otro pueblo de la Alpujarra almeriense, Joaquín Fresneda, también acusó a su rival del PP en las urnas, Jesús Martínez Pozo, de haber inscrito en el padrón a cerca de 30 vecinos, la mayoría familiares directos. En Paterna del Río, el candidato socialista, José Asensio, acusa al alcalde, Antonio Serrano, del PP, de "mirar para otro lado en el tema de las casas ilegales a cambio de que los propietarios se empadronen". El caso de Paterna del Río llama la atención por tener un crecimiento vegetativo negativo (hay más defunciones que nacimientos) y, sin embargo, el censo electoral se ha incrementado en 71 personas respecto a los últimos comicios. En otro municipio, Velefique, se da la paradoja de que el censo electoral es mayor que el padrón municipal sobre el que se basa el INE para establecer el número de concejales en cada Ayuntamiento. Este pueblo contaba a 1 de enero de 2006 con 246 electores. El incremento en casi 60 personas, llevado a cabo el verano pasado, no podrá impedir que este municipio baje de siete a cinco ediles pese a los esfuerzos de su alcalde, Rafael García Sola (IU), por "sacar adelante el pueblo". El primer edil justifica lo insólito del caso en "problemas informáticos" que impidieron tramitar los empadronamientos durante 2005.

El INE ha establecido un plan de inspecciones de campo para comprobar la veracidad de las nuevas inscripciones en todos estos municipios y remitirá un informe a la Junta Electoral Central "a los efectos oportunos".

Alicante 1.008 vecinos-difuntos

El ex alcalde de Pego (Alicante), el independiente Carlos Pascual, "falseó" el padrón municipal de 1996, durante su gestión al frente del consistorio, con la inscripción de 1.008 vecinos inexistentes: 400 estaban muertos y el resto eran foráneos. El INE desveló el "fraude" en 2004, durante una revisión de los padrones, al detectar que en el listado aparecían repetidos números del DNI pero con nombres distintos. La investigación realizada por el actual gobierno local (PP, PSPV y Bloc), que preside el popular Carmelo Ortolà, ha sacado a la luz nuevas irregularidades en dicho censo, que permitieron a Pascual aumentar la representación de concejales en la corporación municipal de 13 a 17 ediles y "obtener mayoría absoluta".

Pego pasó en un solo año de 9.361 vecinos a 10.369, un total de 1.008 nuevos habitantes, cuando la tónica general en la década anterior a 1996 había sido de 50 nuevos residentes de media anual. La investigación realizada por la actual corporación municipal en colaboración con el INE, ha sacado a la luz las irregularidades que permitieron al municipio este espectacular crecimiento poblacional. En el registro figuraban nombres repetidos de ciudadanos; apellidos alterados mediante el intercambio de su orden; o números del DNI repetidos en los que sólo variaba un número. Lo más significativo: 400 nombres de vecinos difuntos, que fueron dados de alta a pesar de haber fallecido. Tanto es así que el municipio figuraba como la población española con mayor número de centenarios.

La actual Corporación municipal comprobó la identidad de los agentes censales que realizaron el padrón de 1996 y descubrió que "una gran parte de ellos fueron después militantes activos de Iniciativa Independiente", el grupo que lidera Carlos Pascual, "algunos incluso con cargos políticos". Pego se benefició también de un incremento en la aportación que el Ministerio de Hacienda revierte anualmente a cada población por impuestos del Estado. El "fraude", añade Ortolà, podría ascender a 900.000 euros, que el municipio tendría que retornar ahora a las arcas centrales.

Gran Canaria Apartamentos en Mogán

En esta población grancanaria, de 15.000 habitantes, gobernada por el Partido Popular, el catálogo de presuntos delitos es amplio. En Mogán, a la corrupción urbanística se une el presunto delito electoral de compra de votos. Onalia Nieto, primera teniente de alcalde imputada por un delito electoral, utilizaba a un colaborador, Manuel de León, para la captación de votos para el PP. Gracias a la gestión de apartamentos turísticos, De León ofrecía a sus clientes empadronarlos en la localidad. Para ello, simulaba hacerles un contrato de larga duración, lo que demostraba su arraigo en el municipio y, por tanto, su derecho a votar.

El turista, comunitario o peninsular, aceptaba de buen grado porque, como residente oficial en Canarias, obtenía una reducción del 50% en los vuelos de o al archipiélago. A cambio, De León les exigía su voto. En la investigación dirigida por la Fiscalía Anticorrupción se intervinieron conversaciones telefónicas en las que De León señalaba: "Ya tengo 300 votos. Yo esto lo hago por el partido". Este puñado de votos podría tener un papel decisivo en las elecciones locales. El último censo de Mogán daba una población con derecho a voto de 8.600 vecinos. Y ahí esos 300 votos podrían decantar una mayoría popular. De León ha reconocido los hechos ante el juez.

Información elaborada por M. J. López Díaz (Almería), Eva Batalla (Alicante) y Francisco Mercado (Madrid).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de febrero de 2007