Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

25 ilustradores imaginan conocidos hoteles de ficción

El Muvim acoge etiquetas inspiradas en 'Psicosis', Elvis o los Eagles

El Hotel California es, probablemente, uno de los hoteles más cantados del mundo gracias al popular tema de los Eagles; y el Psicosis, uno de los más temidos. Ambos son hoteles de ficción y ambos han sido recreados a través de sus etiquetas en la exposición Los hoteles de la imaginación, que ayer se inauguró en el Museu Valencià de la Il.lustració i la Modernitat (Muvim. 25 ilustradores han imaginado 25 hoteles.

El avión mató las viejas etiquetas de los hoteles de la primera mitad del siglo XX. Y el trato del equipaje en los aeropuertos aconsejó endurecer los materiales de las maletas. Pegadas a ellas, las etiquetas de los mejores hoteles eran signos de distinción.

Ahora, la Associació Professional d'Il.lustradors de València y el Muvim han retomado esas etiquetas para una sugestiva propuesta que ha contado con profesionales españoles, europeos y norteamericanos "de primera fila del panorama internacional", según explicó ayer Carlos Ortín, comisario de la muestra, junto a Roger Colom. Es un viaje "poético y fantasioso" por la literatura, el cine y la música, añadió. El estadounidense Ben Katchor evoca el Hotel Luxor de Los crímenes del doctor Mabuse, de Fritz Lang; el francés Martin Jarrie, el Hôtel de la Plage de la disparatada Las vacaciones de Mr. Hulot, de Jacques Tati; el mallorquín Max, al Heartbreak Hotel de Elvis Presley; la madrileña Ana Juan, el Hôtel Beau Rivage, de El gran hotel de Gómez de la Serna; el valenciano Paco Giménez, del filme Grand Hotel, de Edmund Goulding; y la belga Isabelle Vandenabeele, e hotel New Hampshire, de John Irving, entre otros.

El criterio de selección de los ilustradores ha obedecido a "la capacidad narrativa" de sus obras. Los comisarios propusieron los hoteles de ficción y privilegiaron a los ilustradores de historietas. Las piezas se exhiben en un espacio laberíntico acompañadas por puertas explicativas de las fuentes de inspiración. Colom definió la muestra como un "reflejo imaginario de nuestra vida en movimiento" y destacó que el proyecto "intenta transmitir el placer y la fantasía que da viajar de un lugar a otro".

La exposición se podrá ver hasta el 15 de abril, si bien permanecerá el atractivo libro-catálogo publicado que recoge todos los hoteles de ficción, así como algunas antiguas y auténticas etiquetas de famosos hoteles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de febrero de 2007