Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un colectivo denuncia el corte de agua y luz por el plan de ampliar el IVAM

La finca La Bonita se ha quedado sin luz y agua. El colectivo de mujeres Aurora y el Partit Feminista Valencià, que tienen su sede en la planta baja, denunciaron ayer el corte de estos servicios básicos a pesar de que no ha concluido el expediente de expropiación del inmueble, afectado por la ampliación, sin fecha, del IVAM. Ambas asociaciones responsabilizaron de la situación a la Consejería de Cultura, a la que acusaron de "atropello" a sus derechos cuando "no se ha hecho efectiva la expropiación".

Según la presidenta de Aurora y dueña del local, Elena Bengoechea, tras la marcha de los vecinos que vendieron sus viviendas, la consejería ha permitido "que se degrade el inmueble" al no impedir la entrada de okupas. El mes pasado, una veintena de personas fueron invitadas a abandonar La Bonita, tras lo cual la asociación recibió una notificación en que Cultura indica que el agua ha sido cortada a instancias de la Policía Local porque la usaban los okupas. Nada decía de la luz, que también ha sido cortada, "por derribo", según respondió la compañía eléctrica. El colectivo ha denunciado los hechos en los juzgados. Cultura remitió al Instituto Valenciano de Vivienda, que expropia la finca, pero destacó que no ha actuado en ella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de febrero de 2007