Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell afirma con medio año de retraso que sólo pagó el 10% del coste de la visita del Papa

El vicepresidente del Consell, Víctor Campos, informó ayer con medio año de retraso que la visita del Papa a Valencia el pasado mes de julio supuso un gasto para la Generalitat de 1,9 millones de euros. Esta cifra representa sólo el 10% del presupuesto inicialmente estimado por la Fundación del V Encuentro Mundial de las Familias, que calculó el coste del evento en unos 20 millones de euros.

Campos reconoció que estos datos se ciñen sólo al gasto de las consejerías y admitió que al margen está el presupuesto de la fundación -participada por la Generalitat, la Diputación, el Ayuntamiento y el Arzobispado de Valencia- que gestionó el acontecimiento.

La cifra aportada por el vicepresidente del Consell, que cifró ayer en 1.943.778 euros el gasto de la Generalitat, contrasta con la cifra gastada por el Ayuntamiento de Valencia, que reconoció que la visita del Papa había costado a las arcas municipales 2,36 millones de euros. Cifras muy lejanas del presupuesto estimado por la propia fundación organizadora de la visita del Papa (20 millones) y de los cálculos realizados por los socialistas (60 millones). La Fundación del V Encuentro Mundial de las Familias todavía no ha hecho pública la liquidación de sus cuentas.

Campos, interpelado por Joan Antoni Oltra, de Esquerra Unida-L'Entesa, sobre el coste de la visita papal, argumentó que el impacto económico estimado por la emisión televisiva internacional fue de 223 millones de euros. El vicepresidente del Consell argumentó que la misa dominical del Papa en la Ciudad de las Artes y las Ciencias fue vista por 300 millones de personas. Sin embargo, Campos no hizo ninguna referencia a los 60 o 70 millones de euros que, según la consejera de Turismo Milagrosa Martínez, los peregrinos se iban a gastar en Valencia y no se gastaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de febrero de 2007