Los sindicatos reclaman más docentes en las escuelas infantiles

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana publicó ayer la reconversión de las llamadas escoletes en centros de titularidad pública dependientes del Consell. Una transformación reclamada desde hace meses por los sindicatos, retrasada por la resistencia de la Consejería de Hacienda, y que se enmarca en los cambios derivados de la aplicación de la Ley Orgánica de Educación para la enseñanza de alumnos de cero a tres años. Las organizaciones sindicales reclamaron ayer que, consecuentemente, se amplíe la plantilla que trabaja en los centros y que se equiparen sus condiciones laborales con las del resto de la red pública.

Fete-UGT destacó que los profesores de estos centros registran una "muy importante sobrecarga laboral", debido a la "muy elevada" ratio de alumnos y a la lentitud del proceso de sustituciones. La organización consideró necesario la presencia, al menos, de un maestro por escuela, de un educador por cada clase y de otro de apoyo por cada dos aulas. También reclamaron la rebaja de la edad de jubilación, fijada a los 65 años, debido al esfuerzo físico que realizan al desarrollar su trabajo con los chavales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de febrero de 2007.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50