Una edil del PP confirma irregularidades en la elección del candidato de Villaviciosa

La concejal ratificó a un juez 78 afiliaciones vinculadas a un empresario acusado de soborno

Pilar Martínez, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, ratificó en una declaración ante un juez que en las elecciones municipales de 2003 el PP de Villaviciosa de Odón cometió irregularidades al afiliar a 78 personas vinculadas al empresario Francisco Vázquez. El PSOE acusó a Vázquez de sobornar a los diputados Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez para impedir un gobierno de izquierdas en Madrid. Martínez hizo estas declaraciones en un juicio en el que se investigaba si una publicación de Villaviciosa había cometido un delito de intromisión ilegal en el derecho al honor de Vázquez. La sentencia, del 19 de enero de 2007, es absolutoria y destaca que existe "veracidad" en la información.

Francisco Vázquez se querelló ante el juzgado número 3 de Móstoles contra Roberto Alonso, Ana Martín Padellano y la Asociación Cultural Círculo de Opinión al considerar que las informaciones publicadas en su revista en 2004 constituían una intromisión ilegal en el derecho a su honor. La denuncia especificaba que desde la publicación se transmitía "falsamente" a la opinión pública que existía trato de favor hacia él de la alcaldesa de Villaviciosa, Nieves García (PP).

La revista sacó a la luz que Vázquez mantenía una estrecha relación con la alcaldesa, que le llevó a participar en un pucherazo electoral, en el que afilió irregularmente a sus trabajadores y familiares. Entre ellos se encontraban el propio Vázquez y Francisco Bravo, a quienes los socialistas implicaron en el supuesto soborno a Tamayo y Sáez.

La incorporación de los nuevos fichajes supuso reforzar las posiciones de García dentro del partido. De esta forma, consiguió ganar las elecciones internas del PP y se pudo presentar a las municipales como candidata. García es alcaldesa del municipio desde 1999 y repetirá como cabeza de lista de los populares en los próximos comicios.

Pilar Martínez era entonces presidenta del PP local de Villaviciosa de Odón. Ante las quejas de los afiliados al partido por la situación creada, Martínez envió varios escritos al partido. Dirigió dos misivas a Ricardo Romero de Tejada, entonces secretario general del PP madrileño, en junio y julio de 2002. Le pedía "como responsable regional" la retirada inmediata de los 78 afiliados que fueron admitidos sin recibir el visto bueno del Comité Ejecutivo Local. Nadie contestó a los escritos de Martínez.

Al saltar el escándalo de la Asamblea de Madrid en las elecciones de 2003, salieron a la luz los empresarios Vázquez y Bravo y las 78 afiliaciones irregulares de Villaviciosa de Odón. Romero de Tejada sostuvo que los nuevos afiliados cumplían todos los requisitos. "Yo firmo 50 afiliaciones nuevas al día y no sé si son constructores o se dedican a otras cosas. Desde luego, no veo ningún problema a que los constructores o empresarios ingresen en nuestro partido", aclaró. La Comisión de Derechos y Garantías del PP también dio el visto bueno a los nuevos miembros.

La alcaldesa pidió entonces a ambos constructores que abandonaran el PP. "Desde el momento en el que hemos tenido conocimiento de cualquier procedimiento irregular, siempre se solicita la baja voluntaria del partido. Y así lo hemos hecho a los dos", comentó.

En su declaración ante el juez, Martínez ratificó el envío de las cartas y confirmó que las personas que se afiliaron estaban en el entorno de Vázquez, familia y trabajadores de la empresa Euroholding, S. A. Recordó que todos tenían el mismo domicilio. "Por supuesto, confirmé lo que hice en aquel momento. Yo envié esas cartas a los miembros de mi partido y así se lo expuse al juez", explicó ayer Martínez. "Con estos datos", dice la sentencia, "se puede llegar a concluir que existe veracidad en la información publicada por los demandados". Ambos empresarios se dieron de alta en el PP de la localidad con la misma dirección de sus empresas, en la calle Fernando III, número 6.

García negó en 2003 que ningún miembro del comité ejecutivo local o del equipo de Gobierno municipal estuviera inmerso en una trama inmobiliaria con ambos constructores.

Sin embargo, la publicación de Villaviciosa de Odón demandada por Vázquez publicó que existió trato a favor del constructor en la venta de varias parcelas municipales en 2001. Según el artículo, el Ayuntamiento le vendió terrenos en el polígono industrial Quitapesares a un precio inferior al de mercado. Vázquez consiguió así unas plusvalías de 1.263.787 euros en 16 meses. Además, el empresario no abonó las parcelas al Ayuntamiento hasta que las tuvo vendidas. "El negocio no pudo ser más redondo, este señor no arriesgó ni una sola peseta", denunció la revista.

Según los demandantes esta noticia es falsa y adolece de la más mínima labor de contraste, limitándose a hacer suyas las conclusiones del PSOE. La sentencia rebate que la información no parte de simples rumores, sino que suma las conclusiones a las que llegó un partido político (el PSOE) en una comisión de investigación. La regidora de Villaviciosa no ha realizado ninguna declaración sobre la sentencia porque, dijo, "es una cuestión entre particulares".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50