Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:IGNACIO PASCUAL DE RIVA | Consejero delegado de Air Comet

"El acuerdo para comprar Air Madrid no estaba firmado y apostamos más fuerte"

Le quitan el sueño su bebé y el reto de hacerse cargo de las nuevas rutas a algunos de los destinos que operaba la suspendida Air Madrid y sus trabajadores. Ignacio Pascual (32 años) se propone convertir una compañía de vuelos chárter en una regular que compita en el mercado transoceánico. Tomó las riendas de Air Comet (antes Air Plus Comet, Grupo Marsans) en junio, tras cuatro años de gerente para Europa de Aerolíneas Argentinas (del mismo grupo propiedad de su padre, Gonzalo Pascual, y Gerardo Díaz).

Pregunta. Ya había expresado su interés por las rutas de Air Madrid y ofrecía asumir 225 trabajadores. Esa propuesta quedó en nada hasta que se conoció el acuerdo de Fomento con LTU. ¿Qué pasó para que cambiara su oferta?

"Hemos propuesto a Ecuador poner un vuelo semanal inmediato para traer pasajeros de Air Madrid a cambio de poder vender ya billetes"

Respuesta. El ministerio nos dijo a las aerolíneas que había una propuesta de una extranjera, no nos determinó cuál, para asumir una parte importante de la plantilla de Air Madrid. Nos requirió qué podíamos hacer para competir con esa propuesta. Mandamos una primera, un poco para tantear. El estudio estaba hecho rigurosamente en base a lo que teníamos previsto crecer. El anuncio de LTU nos pilló fuera de juego a todas las compañías españolas. Nos sorprendió y no nos gustó. Al margen de que considerábamos que era de difícil encaje legal, era una competidora más en las rutas. Sabíamos que el acuerdo con LTU no estaba firmado, y apostamos más fuerte. Si adelantábamos nuestros planes y a cambio obteníamos facilidades para asumir ese crecimiento, podíamos llevar ese reto más allá. Tratamos de competir con LTU y nos llevamos el gato al agua.

P. Los trabajadores de Air Madrid no están conformes con las condiciones del acuerdo. ¿Está dispuesto a reconsiderarlas?

R. No, porque no puedo mejorarle las condiciones a una persona que viene de Air Madrid y no a la gente que tengo aquí. Ofrezco las mismas condiciones que los que trabajan en Air Comet.

P. Una de las críticas que les están haciendo es que no contrata hombres como tripulantes de cabina, ni mayores de 30 años.

R. Mentira, no es cierto. Vamos a dar de alta a dos chicos. Me parece sorprendente que nos juzguen antes de haber empezado. Cuando lleguemos a marzo veremos si hemos cumplido o no. Y mayores de 30 años también vienen. Lo que ofrecemos en la categoría de tripulación de cabina es lo que hemos ofrecido a todo el mundo. Un periodo de prueba, un contrato de seis meses, evaluamos la valía del trabajador y si cumple se le hace contrato indefinido.

P. Si contratan hombres tendrán que gastarse dinero en uniformes con pantalones.

R. Tenemos hombres uniformados, la verdad que todos en el área de aeropuertos. Pero llevo muy poco tiempo. [En conversación posterior anuncia que presenta los nuevos uniformes el próximo miércoles]. Lo que hiciesen los anteriores... Lo que puedo garantizar es que van a estar en las mismas condiciones hombres y mujeres, sin ninguna discriminación. Legalmente no lo puedo hacer. Además, tenemos el compromiso de 308 tripulantes de cabina. En Air Madrid había un 38% de hombres [de 370].

P. Estos días han tenido intensas reuniones con Fomento y las embajadas para poner en marcha las rutas de Air Madrid. ¿Cómo van los trámites?

R. Lima, Bogotá y Buenos Aires no son nuevas. Chile y Ecuador ya las teníamos previstas. En el acuerdo de Fomento no hay nada que tenga que ver con Air Madrid, salvo los trabajadores. No nos quedamos con un slot de Air Madrid ni con un derecho de tráfico, porque no los necesito.

P. Donde hay más problemas de pasajeros es en Ecuador.

R. Hemos presentado una propuesta para poner un vuelo semanal de inmediato, hasta abril, cuando tendremos tres semanales, y lo único que solicitamos es poder vender ya plazas para minimizar el impacto de traer a los pasajeros a 200 euros.

P. Tenían derechos para tres vuelos semanales a Ecuador pero no volaban. Piden uno diario.

R. Íbamos a volar en 2006, pero no pudimos. Preveíamos empezar a final de año y con el acuerdo de Fomento lo adelantamos.

P. El modelo de negocio que tenía Air Plus era de chárter.

R. Queremos ser una compañía de vuelos regulares, tener un 80% de ingresos en el regular.

P. Su canal de venta habitual eran las agencias de viajes. ¿Qué van a hacer con las comisiones?

R. El 80% de los billetes en España se venden en agencias. Enfrentarse no tiene sentido.

P. Air Plus era una de las líneas peor valoradas.

R. Hemos tenido problemas. Hay que mejorar, lo tenemos claro. Lo vamos a hacer muy bien. Mañana [por ayer] llega el primer avión con la nueva pintura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de enero de 2007