Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ley para prevenir incendios restringirá el acceso a los montes

Suárez Canal dice que con la norma los fuegos serán "anecdóticos"

Por primera vez en su historia, Galicia afrontará este año el verano con una ley de prevención y extinción de incendios. La norma, que aprobará mañana el Consello de la Xunta, limitará el acceso a los montes en época estival y obligará a los vecinos a tener limpias sus fincas. Su contenido, que según la Xunta convertirá los fuegos en "anecdóticos a medio y largo plazo", provoca protestas entre alcaldes del PP.

"No nos resignamos a convivir con una media de 10.000 incendios al año; no nos resignamos a que esto sea una fatalidad persistente en la realidad galega". Con estas palabras resumió ayer el conselleiro de Medio Rural, Alfredo Suárez Canal, el espíritu del proyecto de Lei de Prevención e Defensa contra os Incendios Forestais que, según sus cálculos, será aprobado en el Parlamento, en abril o mayo.

La disposición más polémica es la que obliga a los ayuntamientos a encargarse de limpiar de biomasa los terrenos que rodean los núcleos habitados, cuando los propietarios no lo hagan. Los alcaldes del PP se oponen a esta medida, pese a que la ley también prevé que la Xunta reserve partidas en sus presupuestos para sufragar los gastos que puedan tener los municipios por esta causa.

Suárez Canal subrayó ayer que afronta la tramitación de la norma "con espíritu constructivo y de consenso", pero advirtió que esa responsabilidad subsidiaria criticada por los regidores populares está ya recogida en una ley aprobada por el Gobierno de Manuel Fraga. "Esperamos que en el trámite parlamentario se puedan extender estos argumentos", afirmó el conselleiro.

El proyecto de ley prevé reforzar las restricciones de acceso a los montes en verano que ya prevé la norma estatal de montes. La legislación gallega limitará el tránsito por los bosques de personas ajenas a la gestión agroforestal o a las tareas de extinción de incendios, sobre todo en verano y en las zonas con alto riesgo de sufrir fuegos.

Suárez Canal se mostró ayer convencido de que estas medidas y las que establecen zonas de protección de núcleos habitados y carreteras provocarán una "tendencia decreciente" en el número de incendios desde este mismo verano. Otras disposiciones, encaminadas a mejorar la gestión del patrimonio forestal gallego y evitar el abandono del monte, tendrán efectos a más largo plazo.

La ley de incendios ofrecerá por ejemplo una alternativa a los propietarios de terrenos forestales que no están integrados en una comunidad de montes. Según explica Medio Rural, estos vecinos podrán formar "unidades de gestión económica" para "autoorganizarse", captar ayudas y participar en programas de prevención de fuegos y aprovechamientos forestales. "El aspecto fundamental para combatir el fuego en Galicia es la valorización del monte", señala Suárez Canal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2007