Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ONG rastrea 1.167 desapariciones o muertes de inmigrantes en el mar el pasado año

El informe anual sobre inmigración clandestina de la Asociación Proderechos Humanos de Andalucía cifra en 1.167 los muertos y desaparecidos en el mar en 2006. Es el triple que el año anterior. La mayoría de las víctimas (1.049) pereció mientras se dirigía a Canarias. En el tránsito hacia la costa andaluza murieron o desaparecieron 118 personas.

"Estamos ante una verdadera catástrofe. Lo que sucede es que, al contrario de cuando ocurren terremotos o maremotos, la falta de conciencia produce verdadero pánico", denunció el presidente de la entidad, Rafael Lara. Los datos del informe se basan en un seguimiento diario a las informaciones sobre naufragios o ahogamientos de inmigrantes : noticias procedentes de periódicos de una y otra orilla, de organizaciones no gubernamentales o de los cuerpos de seguridad.

La mayor parte de las víctimas se registró en aguas y costas mauritanas (515), seguido de las del Sáhara (194), Senegal (191) y Canarias (90).

Los 1.167 muertos y desaparecidos son los que la asociación ha podido documentar, pero su presidente cree que el número real podría haber superado los 7.000. "Lo que sorprende es el empecinamiento en continuar con las mismas políticas contra el fenómeno migratorio, a pesar de constatar su fracaso cada año", aseguró Lara. Proderechos Humanos de Andalucía cree que el fin de este continuo aumento se encuentra en dos soluciones: un plan de inversiones para África y la apertura de procesos de regularización.

21 menores reagrupados

La Junta de Andalucía entregará a 21 menores marroquíes de los 24 que habían llegado en sendas pateras a Motril (Granada) y Adra (Almería) a las familias que residen en España. En los últimos días, según el delegado para la Igualdad de Almería, Luis López, se han producido ya 18 reagrupamientos, a los que se sumarán otros tres, ya que los técnicos de la Junta han localizado allegados de estos menores en España.

Los tres marroquíes que carecen de familias en España serán enviados hoy a centros de protección, ya que el campamento Juan de Austria de Roquetas de Mar donde están alojados se utiliza sólo de albergue provisional. Los 24 menores habían llegado en patera el jueves 11 y el sábado 13. Tienen más de 15 años y proceden de Beni Mellal, en el centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de enero de 2007