Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey recibe el Premio Broseta en La Zarzuela

El monarca pone a España como ejemplo de "progreso, convivencia y solidaridad"

El Rey habló de España como ejemplo de "progreso, convivencia y solidaridad" al recoger, en el Palacio de La Zarzuela, el Premio de la Fundación Manuel Broseta, asesinado por ETA hace quince años. Con este Premio la Fundación ha querido reconocer la "decisiva" aportación del Rey "a la convivencia democrática de todos los españoles". La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, que presidió el jurado que por unanimidad decidió premiar al Rey, afirmó que esa "verdadera lacra de nuestra convivencia" que es el terrorismo "nunca ha podido ni podrá acabar con nuestra confianza en que la democracia, junto a las libertades y derechos que alberga, prevalecerá siempre" sobre la violencia. También el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, habló de la "sinrazón del terrorismo, que no doblegará nuestra fe en la libertad y que la memoria de las víctimas no caerá nunca en el olvido. Ambas -agregó Camps- nos deben ayudar, unidos, a derrotar a los terroristas, haciendo ejercicio diario del compromiso en toda su extensión de nuestra Constitución y del Estado de Derecho". Don Juan Carlos agradeció el premio y el trabajo que hace la Fundación para promover el valor de la convivencia, y recordó que los mismos criminales que hace quince años asesinaron al profesor Broseta mataron hace unos días en la T-4 de Barajas a dos trabajadores ecuatorianos. Para el monarca el honor de esta distinción le corresponde a todo el pueblo español, como reconocimiento a su "generosidad, sacrificio e ilusión". Por deseo del Rey, los 12.000 euros con que está dotado el Premio volverán a la Fundación, para que continúe con su labor de defensa y promoción de los valores constitucionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de enero de 2007