Reportaje:MERCADOS

Plana 'ma non troppo'

La Bolsa cierra una semana marcada por la caída del valor del crudo

La Bolsa española cerró la semana con pocos sobresaltos. La media del efectivo contratado en la semana fue de 6.602 millones de euros, apenas 300 millones más que en el ciclo anterior. La caída del precio del crudo, Endesa y las noticias de Latinoamérica dieron algo de sabor a una semana casi plana.

Plana, pero con alguna sorpresa. La Bolsa española ha vivido una semana marcada por los vaivenes del precio del crudo, que el pasado jueves llegó a marcar 51,7 dólares el barril de brent al cierre de los mercados. La materia prima por excelencia bajaba a niveles de junio de 2005. El viernes, sin embargo, el petróleo experimentó un ligero repunte al alza, volviendo a situar el valor entorno a los 53 dólares.

La Bolsa española recibió estos datos de un modo ambivalente. Una brusca caída del precio del crudo puede ser interpretada por los mercados en un sentido positivo, llevando a los valores al alza en la expectativa de un mayor creciemiento económico. Pero también puede ser tomada de manera negativa, al no implicar a corto plazo una bajada de tipos, sino más bien todo lo contrario: que el Banco Central correspondiente decida subir los tipos de interés.

En esta tesitura el Ibex 35 empezó la semana con 14.322,30 puntos. Y en este contexto la terminó, con 14.368 puntos. La media del efectivo negociado en la Bolsa de Madrid fue de 6.602 millones de euros, apenas 300 millones de euros más que en la semana anterior.

El inversor también tomó ciertas precauciones en Wall Street. El máximo semanal del Dow Jones se dio el jueves con una subida del 0,59% hasta los 12.514,98 puntos. Sólo el Nasdaq, ese mismo día, se despegó de este recorrido plano con un avance del 1,04%, alcanzando máximos históricos. El muy probable y continuamente recordado repunte inflacionista (con su correspondiente subida de tipos) en las declaraciones de la Reserva Federal y las noticias corporativas mantuvieron una tendencia mixta, cauta, en el principal mercado del globo.

En España, los protagonistas, además del medio ambiente bursátil y la bajada del precio de las materias primas, fueron dos grandes: Telefónica y Endesa. La primera multinacional española dio que hablar por su mínima (de un 6,9%), pero significativa participación en la CANTV venezolana, cuya nacionalización fue anunciada a bombo y platillo por el presidente venezolano Hugo Chávez el martes. La Bolsa de Caracas se desplomó hasta un 19% y la inquietud se instaló en América Latina. La Bolsa española lo notó, aunque no de una forma demasiado intensa.

La caída más espectacular se dio el miércoles en todas las plazas europeas, liderando el Ibex las bajadas en el Viejo Continente con un descenso del 1,37%. Pero al día siguiente todos los parqués rebotaron y recuperaron lo perdido en la jornada anterior.

En el cierre, lo mismo que al comienzo: ambivalencia a la hora de interpretar las oscilaciones del precio del crudo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS