El aeropuerto de Reus reformará la terminal de salidas a la espera del plan director para construir otra nueva

AENA anunciará mañana la adjudicación de la reforma integral de la terminal de salidas del aeropuerto de Reus (Baix Camp). Así lo hizo público ayer el alcalde de la ciudad, Lluís Miquel Pérez (PSC), y añadió que las obras, que costarán 13,8 millones de euros, supondrán la reforma integral de la terminal de salidas -que es el edifico más viejo del complejo- y la construcción de otra pequeña terminal que servirá sólo para la facturación. Se trata de una reforma provisional a la espera de construir otra nueva.

Estas obras, que deben completarse antes de finales de 2009 con la demolición de la antigua base aérea militar, la ampliación del aparcamiento y más inversiones en seguridad, serán capaces de permitir un tráfico anual de entre ocho y nueve millones de pasajeros. El año pasado, 1,3 millones de usuarios pasaron por el aeropuerto, el 21% más que en 2005. Los movimientos (despegues y aterrizajes) fueron 24.894, según AENA. Se trata principalmente de turistas europeos en ruta hacia Barcelona o la Costa Dorada que aterrizan en vuelos chárter entre los meses de mayo y septiembre, aunque la compañía de bajo coste Ryanair mantiene hoy seis destinos europeos y Air Nostrum conecta Reus con Madrid cinco días por semana.

En agosto de 2005 el aeropuerto estrenó una terminal de llegadas que costó 4,4 millones y, desde entonces, AENA ha avanzado en un año los plazos de ampliación del aeropuerto. Esto representa una muestra de la "apuesta por el desarrollo de la actividad del aeropuerto", sostiene el alcalde reusense. Sin embargo, todas estas soluciones son provisionales, a la espera de la ejecución de un plan director que debe fijar las necesidades futuras de un aeropuerto en expansión, de acuerdo con la evolución de pasajeros que ha experimentado en los últimos cinco años. "Estas inversiones van a suponer una perfecta puesta al día del aeropuerto", indicó el diputado Francesc Vallès.

Acelerar el traspaso

El anuncio de la nueva terminal llega apenas dos días después de que la compañía Ryanair reclamara mejoras en el aeropuerto reusense, ya que de otro modo no podrían ampliar su oferta allí ni establecer otra base logística, a semejanza de la del aeropuerto de Girona. Reus dispone de cinco plazas para aparcar aviones y que éstos tengan en el aeropuerto su base permanente. Las nuevas actuaciones que AENA prevé supondrán multiplicar la cifra por tres.

Pérez y el presidente de la cámara de Comercio de Reus, Isaac Sanromà, coincidieron ayer en solicitar a AENA que acelere el traspaso de la gestión del aeropuerto. El alcalde anunció también un compromiso del Departamento de Política Territorial para mantener y ampliar las subvenciones a la filial de Iberia Air Nostrum, que, dijo Pérez, proyecta un nuevo vuelo Reus-Madrid, e inaugurar una nueva ruta permanente con Mallorca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50