Crónica:Fútbol | 17ª jornada de LigaCrónica
i

El Recre vuelve a hacer de las suyas

Vázquez decide el duelo de Montjuïc, estupendamente jugado por el equipo revelación

El Recreativo desengañó al Espanyol, que quería echarle el lazo en la tabla y se vio incapaz de situarse a la altura del fútbol desplegado por el equipo revelación. La victoria del Recre no fue tan majestuosa como en el Bernabéu, pero resultó igualmente indiscutible y hasta lógica de acuerdo al nivel de juego que exhibió. Y eso que, a última hora, quedaron descabalgadas del encuentro dos piezas importantes en su esquema, el delantero francés Pongolle y el central Mario, que sufrieron un proceso gripal que no les permitió siquiera estar en el banquillo. No se resintió en exceso y, así, puso en práctica los mismos conceptos futbolísticos con los que está asombrando. Escalonó con orden sus líneas, jugó al toque desde el lateral hasta el extremo y remató poco, pero casi siempre bien. Además, Viqueira y Vázquez cerraron todas las posibles vías de pase a De la Peña y eso casi siempre suele dejar tuerto al Espanyol.

ESPANYOL 0 - RECREATIVO 1

Espanyol: Kameni; Zabaleta, Jarque, Torrejón, Velasco (Moha, m. 78); Moisés, De la Peña (Julián, m. 70); Rufete (Pandiani, m. 65), Luis García, Riera; y Tamudo. No utilizados: Iraizoz; Lacruz, Ito y Coro.

Recreativo: López Vallejo; Merino, Arzo, Beto, Poli; Cazorla, Vázquez, Viqueira (Barber, m. 81), Aitor (Juanma, m. 67); Javi Guerrero (Rosu, m. 76) y Uche. No utilizados: Laquait;y Edu Moya.

Gol: 0-1. M. 55. Vázquez, entrando por la izquierda, aprovecha un pase de Uche y bate cruzado y por alto a Kameni.

Árbitro: Iturralde González. Mostró la tarjeta amarilla a Torrejón, Zabaleta y Rosu.

18.450 espectadores en el estadio Olímpico de Montjuïc.

El partido resultó entretenido porque ambos equipos establecieron un toma y daca constante, aunque su ritmo de juego fuera algo lento. A Jarque y Torrejón, los centrales del Espanyol, les costó responder a la movilidad de Uche, que dotó a su equipo de vivacidad en el ataque y abrió muchos huecos, aunque su compañero, Javi Guerrero, no estuviera muy listo a la hora de aprovecharlos. Curiosamente, el primer aviso fue propiciado por Guerrero con un precioso pase por elevación que superó el muro del Espanyol y habilitó a Uche. Kameni, con unos reflejos magníficos, salvó el disparo a quemarropa del nigeriano.

El Espanyol no acabó de apretar como es preciso para sacar jugo. Tamudo, atrapado entre Beto y Arzo, apenas tocó bola y a Luis García se le fue a las nubes el único remate franco que tuvo, tras un centro por la izquierda de Riera. El Recre acabó de percatarse de sus posibilidades tras el descanso. Apretó un poco más y Arzo envió un cabezazo al palo a la salida de un córner botado por Viqueira. No tardó en llegar el gol que sentenció. De la Peña, que decididamente no tuvo su día, perdió el balón en la medular. Uche encaró a los centrales, vio la llegada por la izquierda de Vázquez y sirvió un pase magnífico que fue rematado de forma inapelable. El propio Uche volvió a disponer de otra ocasión para cerrar el debate sin tener que esperar al pitido final. Al delantero nigeriano, después de regatear a Jarque y quedarse en una posición magnífica, se le fue el remate cruzado por unos centímetros.

Continuó la brega el Espanyol. Le faltó chispa, pero apretó de todas formas. Valverde dio entrada a Pandiani, acabó de quemar las naves al sustituir a De la Peña por el novel Julián y también relevó a Velasco por Moha. Un centro de éste propició un cabezazo al palo de Moisés. A falta de caudal de juego y empuje, esa acción aislada se convirtió en la única pólvora que logró quemar el Espanyol. Al Recre le bastó ya con jugar a beneficio de inventario, ante todo sin perder la compostura, algo que da la sensación de lograr sin aparente esfuerzo, y dosificando fuerzas para consumar su novena victoria del campeonato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 07 de enero de 2007.

Lo más visto en...

Top 50