La huelga de El Prat costó más a Fomento que el cierre de Air Madrid

La clausura del aeropuerto de Barcelona asciende a 7,4 millones

La huelga de trabajadores de tierra de Iberia a finales de julio pasado que provocó el cierre del aeropuerto de Barcelona ha costado al Gobierno más de siete millones de euros, más que lo que prevé gastar el Ministerio de Fomento por el cierre de Air Madrid. En ambos casos el Ejecutivo pretende repercutir a las aerolíneas esa factura, que en el segundo caso se eleva a unos 6,5 millones de euros.

El pasado 28 de julio trabajadores de Iberia en Barcelona invadieron las pistas del aeropuerto en protesta por la decisión de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) de no conceder a esa compañía una de las tres licencias de asistencia en tierra (handling) que se adjudicaron dos días antes.

La actuación de los empleados provocó la cancelación de unos 560 vuelos que afectó a 100.000 pasajeros. Y ha costado a las arcas del Estado 7,4 millones de euros, según la respuesta escrita al senador Lluís Aragons i Delgado de Torres, perteneciente al Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés.

La mayor partida, 4,7 millones de euros, fue destinada a la gestión de las reclamaciones y el abono de las indemnizaciones, que adelanta el ente público en cumplimiento del acuerdo del Consejo de Ministros del pasado día 1 de septiembre.

Asimismo, las tasas aeroportuarias que AENA no cobró por los vuelos cancelados suponen un gasto de 499.885 euros, a lo que hay que sumar los gastos por los servicios de navegación aérea que ascienden a 214.394 euros.

Las horas extraordinarias de su personal debido al caos ocasionado al aeropuerto se llevó una partida de 4.323 euros.

Por otro lado, el Gobierno también cuantificó en 505.768 euros los gastos en concepto de "servicios de catering -bocadillos y agua- a la compra de mantas, colchonetas y refuerzo de personal de distintas empresas y contratas del aeropuerto; alquiler de carretilla transportadora; alquiler de grúas; refuerzo de servicios de limpieza; adecuación del campo de vuelos y el servicio preventivo de ambulancias".

El gasto en publicidad

Por último, el coste de las campañas de comunicación en radio y medios impresos, realizados por el Ministerio de Fomento a través de AENA, ascendieron a 1,4 millones de euros. Del total, se destinaron 752.247 euros entre el 2 y el 4 de agosto a un total de 80 inserciones de media página en blanco y negro en 46 periódicos y otras publicaciones, 120 cuñas de radio y banners en seis soportes de Internet.

Con el resto de la partida, 715.509 euros, se puso en marcha otra campaña de comunicación en radio y medios impresos los días 7, 8 y 22 de septiembre.El caso del cierre de Air Madrid presenta bastantes diferencias, sobre todo porque Fomento no ha asumido de momento adelantar las indemnizaciones a que tienen derecho los afectados por la suspensión de vuelos, de 600 euros si se trata de operaciones transoceánicas. Fomento calcula que tendrá que destinar 6,49 millones de euros, según la liquidación provisional que trasladó a Air Madrid el 15 de diciembre, horas después de que la compañía echase el cierre anticipándose a la suspensión de su licencia por motivos de seguridad.

De ese dinero, 140.000 euros se dedican al servicio de atención telefónica, cuatro millones al transporte aéreo de pasajeros, 850.000 euros en publicidad y otros 1,5 millones a "otros gastos de carácter necesario".

El Ministerio de Fomento compró pasajes en vuelos de otras compañías para ayudar al regreso de los clientes que habían emprendido ya viaje con Air Madrid y fletó 16 vuelos especiales para trasladar a unas 5.400 personas en siete días.

La recuperación del dinero empleado depende ahora de la resolución judicial del concurso de acreedores (suspensión de pagos) que tramita el Juzgado número 5 de lo Mercantil de Madrid. En el caso de El Prat, Fomento pretende pasar la factura a Iberia, que ha anunciado que recurrirá los gastos que considere ajenos.

Viajeros duermen en El Prat tras el cierre del aeropuerto en julio.
Viajeros duermen en El Prat tras el cierre del aeropuerto en julio.SUSANNA SÁEZ

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50