Cacharro amenaza con recurrir la Ley de Emergencias

El Presidente de la Diputación de Lugo, Francisco Cacharro Pardo, anunció ayer que recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) la Ley de Emergencias de Galicia si el anteproyecto aprobado el jueves por el Consello de la Xunta se mantiene igual tras el trámite parlamentario. La falta de financiación y la "usurpación" de competencias a los entes locales son los argumentos que Cacharro Pardo utilizó para arremeter, contra el texto diseñado por el Gobierno gallego. El presidente provincial aseguró que se trata de "un nuevo intento de asalto, mediante la creación de una agencia de protección civil, a las competencias locales".

Cacharro anunció su intención de plantear al resto de las diputaciones gallegas un recurso ante el alto tribunal en el caso de que prospere el proyecto de ley.

Reconoció que el acceso al Constitucional es restringido, pero advirtió de que con las últimas reformas que se realizaron para poder llegar al TC es suficiente con el acuerdo de tres diputaciones. "No pueden seguir acaparando competencias sin transferir recursos, la Xunta debe afrontar este tema", sentenció. .

De sus críticas tampoco se libró el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, del que dijo que ayer "dio muestras de analfabetismo político" al afirmar que las provincias de Lugo y Ourense están desprotegidas ante posibles casos de emergencia.

También ayer, la Plataforma de Bomberos de Galicia reclamó la modificación de los apartados del texto que se refieren al Servicio de Extinción y Salvamento. Su presidente, Carlos Rey aseguró que la tramitación de la Ley de Emergencias debe ser aprovechada para crear un cuerpo de bomberos autonómico, coordinado y que pueda dar respuesta a las situaciones de crisis. Rey abogó por que se elimine la privatización de los parques y se califique a los bomberos como "agentes de la autoridad", tal y como recoge la normativa en otras autonomías españolas.

El presidente de la Plataforma propuso que el texto "sirva para integrar a todos los efectivos, las emergencias son un problema de tiempo, quienes hemos estado en una sabemos que no es fácil coordinar a distintos cuerpos, hay que buscar una misma estructura y un mando único". Desde los sindicatos de bomberos aplauden la idea. Ángel Paz, representante de UGT en el parque de Santiago, abogó por modificar el anteproyecto. "Por razones de operatividad, económicas y de independencia, en una crisis no pueden primar los intereses de una empresa" concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50