Crítica:JUEGOSCrítica
i

Mujeres desesperadas con los videojuegos

Ahora las series de televisión tienen su juego correspondiente. Mujeres Desesperadas es otra de las licencias que siguen generando ingresos a través del ocio electrónico.

Desperate HouseWives en versión original, es una idea de Marc Cherry que se estrenó en 2004 en el canal ABC. Cherry ofreció su proyecto a los canales HBO, CBS, NBC, Fox, Showtime y Lifetime, pero ninguna cadena la quiso por considerarla irreverente. Sin embargo, la serie se colocó en la primera emisión en los mejores puestos de audiencia y pasó a ser un fenómeno cultural. En España, TVE emite desde marzo la segunda temporada del éxito televisivo.

La serie explica la vida de un grupo de mujeres en el vecindario de Wisteria Lane, donde las sorpresas se suceden en cada episodio. Todo comienza con el funeral de Mary Alice Young, que se ha suicidado. Todas sus vecinas acuden a darle el último adiós y acuerdan investigar la extraña muerte de su amiga.

Mujeres Desesperadas

Desarrolladora: Buena Vista Games

Plataforma: Windows

Género: Simulador

Edad: Mayores de 16 años

Precio: 29,99 euros

Sitio: desperatehousewivesTheGame.com

El videojuego se representa también en la acomodada urbanización de la serie. El jugador tomará el personaje de la nueva inquilina del vecindario. La vista del entorno es en tercera persona y totalmente tridimensional, lo que permite mover la cámara como se precise para obtener la mejor perspectiva.

Para empezar debe crearse una mujer desesperada al gusto. Se puede escoger el color y la forma del pelo, así como su vestimenta y su nombre. También es posible elegir el aspecto y el nombre del marido, e incluso del hijo. Una vez se introduzcan estos datos da comienzo una especie de mezcla entre aventura gráfica y simulador social estilo Los Sims. El objetivo principal es tomar contacto con los vecinos para, de este modo, ir descubriendo un entramado que nos ofrecerá variadas misiones. Es muy importante entablar conversaciones en las que se puede escoger el tono de las respuestas.

El personaje principal deberá cuidar su jardín o preparar la comida a través de minijuegos con cierta gracia. Quizás puede parecer que se fomentan los estereotipos femeninos, aunque lo cierto es que lo importante es llevar a cabo las misiones propuestas para ir tejiendo un nuevo y asombroso guión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 27 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50