Reportaje:ARTE

Carlo Zanni relaciona el éxito y la enfermedad en un corto interactivo

El artista italiano dirige una película de dos minutos que se reedita de manera automática y se modifica según el flujo de internautas

The possible ties between illness and success, la nueva obra del artista italiano Carlo Zanni, es un cortometraje de dos minutos que se modifica según el flujo de internautas y que se reedita automáticamente por el servidor cada vez que se actualizan las estadísticas de visitas, proporcionadas por Google Analytics.

De esta forma se generan varias películas distintas cada día, aunque el artista ha decidido archivar dos versiones diarias y poner en red sólo una por semana. "Con los filmes archivados realizaré esculturas para iPod, que se pondrán a la venta, así como se vende también la obra en sí misma, junto con su servidor", explica Zanni, quien siempre ha defendido e impulsado la presencia en el mercado del arte de las obras concebidas para Internet.

En este caso se trata de una pieza de Data Cinema (Cine de datos), que se estrenó en una exposición organizada por el festival de cine independiente de Locarno, en Suiza. La obra se basa en una investigación sobre la relación entre el éxito y las enfermedades bipolares, en especial las crisis maníacodepresivas en el ambiente artístico, que el psiquiatra Kay Redfield Jamison describe en el libro Manic-depressive illness and the artistic temperament.

La fiebre del éxito

En la película, la evolución de la enfermedad del protagonista está directamente vinculada con la afluencia de público, lo cual gráficamente se refleja en la aparición de manchas, cuya cantidad y posición en el cuerpo del actor depende del número de visitantes y su procedencia. "Un punto central de la obra es que para verla debes conectarte y precisamente tu presencia contribuye a empeorar la enfermedad del protagonista", señala Zanni, quien quiere escenificar el perverso mecanismo por el cual "el público concede el éxito, pero se apropia del cuerpo del artista".

El protagonista es Ignazio Oliva, intérprete con Liv Tyler y Jeremy Irons de Belleza robada de Bernardo Bertolucci, y la música es de Gabriel Yared, autor de las bandas sonoras de varias películas de Robert Altman y ganador de un Oscar por la música de El paciente inglés. "También es una historia de amor dedicada a todos aquellos que comparten su vida con alguien aquejado de trastornos bipolares", dice Zanni, "una dolencia que no sólo es mental, sino que involucra todo el cuerpo y afecta profundamente la calidad de vida del enfermo y de sus allegados".

ZANNI: www.thepossibleties.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de diciembre de 2006.