Expedientado el conductor del tren de FGC que hirió a dos mujeres

El conductor del tren que arrancó el lunes con las puertas abiertas en la estación de Provença de los FGC e hirió a dos mujeres ha sido expedientado por la compañía ya que desactivó el sistema de seguridad del convoy. Así concluye el expediente que abrió la empresa para aclarar los hechos, hecho público ayer. Los trenes de FGC cuentan con un sistema de seguridad que impide que puedan arrancar con las puertas abiertas, aunque el conductor puede desactivarlo manualmente. Si lo hace, tiene que pedir autorización al control central de la compañía, cosa que no hizo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 20 de diciembre de 2006.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50