Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta ultima un consorcio para diseñar un urbanismo "armónico" en 10 pueblos de Cádiz

El modelo persigue adaptar el crecimiento al Plan de Ordenación del Territorio

Un consorcio urbanístico integrado por la Junta, la Diputación de Cádiz y 10 municipios se encargará de elaborar el plan de ordenación subregional de la comarca de la Janda y de dos localidades del Campo de Gibraltar, con una población superior a los 100.000 habitantes. Según el Gobierno andaluz, la experiencia pretende que todos los planes generales de ordenación urbana (PGOU) de estos municipios, en clara expansión urbanística y poblacional, se adapten al desarrollo permitido por el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA).

MÁS INFORMACIÓN

De esta manera, la Junta quiere también dar voz y participación directa a los municipios en la elaboración de los plantes subregionales. La Consejería no descarta trasladar esta iniciativa a otros territorios andaluces si se erige en un "instrumento beneficioso" para evitar el urbanismo desaforado que se ha practicado en algunas provincias andaluzas.

La Consejería de Obras Públicas y Transportes firmará en un plazo máximo de dos semanas el protocolo inicial para la constitución de este consorcio urbanístico con la Diputación de Cádiz y con los alcaldes de los ocho municipios de la comarca de la Janda -Barbate (22.500 habitantes), Conil de la Frontera (20.000), Vejer de la Frontera (13.000), Medina Sidonia (11.500), Alcalá de los Gazules (6.000), Benalup (7.000), San José del Valle (4.300) y Paterna (5.500)-, además de Castellar (2.900) y Jimena (10.000), pertenecientes al Campo de Gibraltar. Este consorcio actuará en los próximos tres o cuatro años hasta que se aprueben definitivamente los planes urbanísticos de estos municipios, que ajustarán así sus desarrollos a las limitaciones y prerrogativas establecidas por la Junta de Andalucía.

La comarca de la Janda es uno de los territorios que aún no han sufrido graves agresiones urbanísticas. Muchos de sus parajes como la costa de Zahara, Zahora, Los Caños de Meca, se conservan casi vírgenes, pero no están exentos de las presiones del cemento. Otros términos municipales como Medina y Alcalá, con gran extensión para crecer, plantean crecimientos turísticos, deportivos y residenciales que superan los límites urbanísticos y de población planteados por el decreto recientemente aprobado por el Gobierno andaluz sobre el POTA. Así las cosas, la Junta de Andalucía pretende plasmar en estos municipios un desarrollo "armónico, ordenado y sostenible" como alternativa "saludable" frente a los desmanes urbanísticos perpetrados en otras zonas del litoral andaluz, como la Costa del Sol, especialmente Marbella, según confirmaron ayer fuentes de la Consejería de Obras Públicas y Transportes.

De igual manera se pronuncia el presidente de la Diputación de Cádiz y alcalde de Benalup, Francisco González Cabaña, del PSOE. "Se trata de que todos los municipios vayamos de la mano con la Junta en la elaboración y adecuación al plan subregional de ordenación para que los planeamientos locales no sean contradictorios", explicó González Cabaña, quien negó que este nuevo organismo suplante las competencias municipales de urbanismo. "Cada localidad contará con sus propias competencias. Lo que hacemos es definir con los criterios de la Consejería el desarrollo consensuado del territorio para homogeneizar los crecimientos", afirmó.

De esta manera, estos 10 municipios, que tienen sus PGOUs en distintas fases -en avance o aprobación inicial en su mayoría- ajustarán sus desarrollos al plan subregional. "Se trata de una maquinaria de disciplina urbanística que beneficiará a los municipios porque nos permitirá adaptarnos desde un primer momento a la legalidad urbanística", sostuvo González Cabaña, quien no cree que sea necesario que el Plan Subregional de la comarca de la Janda establezca excepciones de crecimiento extraordinario para algunos municipios, una posibilidad que plantea el POTA y cuya flexibilidad recordó hace una semana el presidente andaluz, Manuel Chaves. "A priori no creo que sea necesario plantear crecimiento mayores porque hay márgenes suficientes de maniobra. No se trata de plantear excepcionalidades, sino homogeneizar los territorios, las comunicaciones y los desarrollos económicos", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2006