Los móviles ya no son cosa de tres

El mercado español, que mueve 18.000 millones de euros al año y roza los 45 millones de abonados, se abre a nuevos operadores que dan batalla con tarifas más sencillas y baratas

La telefonía móvil en España ha sido durante años cosa de tres. De Movistar (Grupo Telefónica), Vodafone y Orange (antigua Amena). Cada vez menos. En los últimos meses han aparecido nuevos operadores, con ofertas agresivas que han arrastrado los precios de las grandes a la baja. El objetivo es hacerse con parte de un negocio que mueve en España 18.000 millones de euros al año y que está formado ya por más abonados que habitantes: casi 45 millones.

Los primeros en llegar han sido Yoigo (que se beneficia de la antigua licencia de Xfera, se estrenó el 1 de diciembre y ya supera los 15.000 clientes); Happy Móvil, que empezó a vender tres días después; Carrefour Móvil, y Euskaltel. Las tres primeras aspiran a dar servicio en todo el territorio, mientras que Euskaltel sólo tiene por el momento presencia en el País Vasco. Otras empresas, como Ya.com y El Corte Inglés, han anunciado su intención de seguir estos pasos.

En su gran mayoría no se trata de operadores puros, sino que alquilan las redes de los grupos tradicionales de telefonía móvil para dar sus servicios. Sus planes para captar clientes se sirven de tarifas bajas, dicen que en algunos casos hasta el 50%, y tarifas sencillas.

La llegada de estos nuevos operadores coincide con la nueva campaña navideña, en la que se venderán 20 millones de terminales, calcula el sector. Este año se llevan los móviles con múltiples aplicaciones, que permiten reproducir música en formato MP3, cámara, correo digital y acceso a Internet... Todo en el mismo terminal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS