Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alperi declara que desconocía el informe contrario a los aparcamientos de Ortiz

El alcalde de Alicante admite ante el juez que tiene "relaciones cordiales" con el contratista

Luis Díaz Alperi, alcalde de Alicante, del PP, declaró ayer ante el juez que ignoraba los detalles de la tramitación del expediente de adjudicación de tres aparcamientos subterráneos al contratista Enrique Ortiz. El regidor negó incluso conocer un informe en contra de la modificación del contrato emitido por los técnicos de Urbanismo antes del traslado del expediente al área de Tráfico, "por decisión de la concejal de Urbanismo", extremo que la edil ya asumió el miércoles, cuando compareció en el juzgado. Alperi admitió tener "relaciones cordiales" con el empresario.

El regidor elude una pregunta sobre la titularidad de los pisos donde viven sus hijos

Díaz Alperi compareció ayer, en calidad de imputado, ante el titular del Jugado número 8 de Alicante, el magistrado Jesús Gómez-Angulo Rodríguez. El interrogatorio al regidor se prolongó por espacio de ocho horas. El juez investiga una denuncia de la Fiscalía Anticorrupción por supuesto trato de favor del Ayuntamiento al contratista, también imputado en la causa. El ministerio público sostiene que se introdujeron modificaciones en el contrato en relación con la adjudicación inicial ventajosas para el empresario. Esos cambios fueron rechazados por los técnicos de Urbanismo, que dirige la concejal Sonia Castedo, antes de trasladar el expediente al área de Tráfico, en manos del edil Luis Concepción. El jefe de este departamento, Antonio Escobedo, sí avaló las modificaciones. Castedo, Concepción y Escobedo están igualmente imputados.

El primer edil de Alicante aseguró al juez que no conocía ninguno de los trámites relacionados con la modificación del contrato, ni tan siquiera el informe desfavorable emitido por los técnicos de Urbanismo. El alcalde declaró que se limitó a firmar el decreto de cambio de departamento a petición de Castedo. "La concejal me pidió que lo firmará y no tuve ningún inconveniente en hacerlo", puntualizó. Castedo ya asumió toda la responsabilidad del trámite del expediente en su declaración ante el juez, el pasado miércoles juez

A preguntas del fiscal anticorrupción, Díaz Alperi admitió mantener "relaciones cordiales" con el contratista y haber coincidido con él en actos al margen del ámbito institucional. El regidor reconoció que siguió una regata en la bahía de Alicante a bordo del yate propiedad del Ortiz y que coincidió con él en un viaje a Egipto, "aparte de algunos otros eventos como bautizos". El alcalde enmarcó ese abanico de actos en "el amplio concepto de la amistad".

El regidor, al igual que Castedo, también rehusó responder a las preguntas de la acusación popular que ejercen los partidos Vecinos por Alicante y EU. Una de las preguntas del letrado de la primera parte hacia referencia al domicilio particular de los tres hijos del alcalde. Según esa parte, los tres residen en sendos chalés promovidos por Enrique Ortiz. Y en concreto el recibo de luz correspondiente al mes de noviembre de la casa donde vive Otto Díaz González está a nombre de la promotora. Fuentes del grupo empresarial señalaron ayer que efectivamente las viviendas fueron construidas por Ortiz y un socio, a través de la firma Orbi, hace dos años, y que posteriormente las vendieron a personas físicas y otras sociedades dedicas al alquiler. Estas fuentes achacaron el hecho de que el recibo de la luz todavía figure a nombre de la promotora a que la compañía eléctrica no ha dado de alta al nuevo propietario de vivienda [el chalé piloto de la urbanizacíón] donde vive el hijo del alcalde.

Con el interrogatorio a Díaz Alperi el juez concluye la prueba testifical de la instrucción del caso. El magistrado, además de a los cinco imputados, ha tomado declaración como testigos a los técnicos de Urbanismo.

El alcalde, que opta a revalidar el cargo en los comicios de mayo de 2007, está también imputado en el supuesto desfalco de seis millones de euros descubierto en la empresa pública Mercalicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de diciembre de 2006