Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cabanes otorga licencias en Torre La Sal sin tener recursos hídricos

El Ayuntamiento de Cabanes ha concedido, al menos, dos licencias de obras para el desarrollo parcial del PAI Torre La Sal pese a que aún no cuenta con las instalaciones que han de garantizar el abastecimiento de agua, tal como requería, como condición, la aprobación del plan. En diciembre de 2005, Territorio aprobó el proyecto pero señaló, entre los condicionantes "previos" al desarrollo del mismo, en primer lugar, que el Ayuntamiento debía "tutelar que el desarrollo del sector no se autorice sin que esté asegurada, y debidamente autorizada, la construcción y puesta en funcionamiento de las correspondientes instalaciones que aseguren el abastecimiento de agua en el mismo". Como señala el mismo dictamen de aprobación, la propuesta era obtener recursos hídricos "mediante conexión a una nueva planta desalinizadora y potabilizadora de agua marina de nueva construcción". La planta, que impulsa la sociedad pública Acuamed, no está autorizada. Aproximadamente en febrero, según fuentes de la sociedad pública, se adjudicará la redacción del proyecto y, después se presentará el mismo para la redacción de la pertinente evaluación ambiental. Sin embargo, El Ayuntamiento de Cabanes otorgó, sin reparo, al grupo Marina d'Or, dos licencias en el mes de junio y, en consecuencia, se ha iniciado la construcción de cerca de 480 apartamentos en dos edificios.

El PAI Torre La Sal implica una urbanización de más de 1,2 millones de metros cuadrados, con más de 6.000 apartamentos junto a la reserva natural del Prat de Cabanes-Torreblanca. Para la solicitud de las licencias, el grupo Marina d'Or, adjudicatario del PAI, la empresa presentó dos proyectos de reparcelación limitándose a terrenos de su propiedad para así evitar el trámite de exposición pública.

Obras iniciadas

Para el inicio de las obras fue necesaria la extracción de agua del subsuelo de la zona, que está a apenas unos metros del parque natural del Prat de Cabanes. Ante la denuncia presentada por Esquerra Unida, Territorio abrió un expediente informativo al comprobar que las obras se habían iniciado pese al condicionante de su aprobación que, tal como expuso Territorio, "establece expresamente que las obras de urbanización no pueden iniciarse hasta que no esté autorizada la construcción de la planta desaladora". Pese a todo, la consejería no ha paralizado las obras.

La concesión de las licencias fue recurrida por el concejal de EU, Carles Mulet. Uno de los argumentos que expuso Mulet fue el hecho de que el edil del PP Javier Llorens, que debería abstenerse de votar en todos los temas relativos a Marina d'Or debido a la relación laboral que mantiene con la empresa, participó en las dos votaciones de concesión de licencias. Sin embargo, por ejemplo, Llorens no participó en la votación que tuvo lugar el jueves para la aprobación de unas modificaciones en el mismo PAI. En cualquier caso, el PP desestimó el recurso de EU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de diciembre de 2006