La producción de automóviles crecerá en 2007 pese al nuevo descenso de las ventas

Los fabricantes denuncian excusas medioambiantales para aumentar la fiscalidad

Perspectivas de estabilidad en el sector automovilístico español a corto y medio plazo. Así al menos ven la situación en la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones. Según sus cálculos, este año se mantendrán las matriculaciones en torno al millón y medio de turismos, un descenso del 1,8% que subirá hasta el 2% en 2007, en el que la producción registrará un ligero aumento del 1% tras dos años de recorte, ya que se alcanzarán los 2,81 millones de automóviles fabricados en las plantas españolas, que se exportan prácticamente en su totalidad. Todo parece indicar que durante el próximo año la "fiscalidad verde" con la que amenaza la Administración será el principal frente de batalla.

La industria automovilística se encuentra "cómodamente instalada" en los niveles actuales de producción con 2,8 millones de automóviles fabricados en España y unas ventas de un millón y medio de unidades. Tranquilidad por tanto según el presidente de Anfac, Juan Antonio Fernández de Sevilla, que no prevé situaciones conflictivas de ningún tipo. El clima sociolaboral es uno de los "principales activos del sector" y hay que mantenerlo.

No es de extrañar por tanto que desde la agrupación de las empresas fabricantes hayan decidido desviar el punto de mira de sus principales esfuerzos y reclamaciones a la dimensión logística de su actividad.

Después del capítulo de compras, los costes logísticos son los más importantes, más del 10% de los costes de explotación, ligeramente por encima de los laborales, por lo que van a tratar de concentrar sus esfuerzos en una reducción de los mismos y mejorar la productividad por esa vía. Se trata de una actividad que mueve más de cuatro millones de automóviles, emplea a 2.500 trabajadores y supone un desembolso de 1.200 millones de euros. La carencia de transportes intermodales, infrautilización del ferrocarril, mejora de la actividad portuaria... son algunos de los aspectos claves apuntados. Pero donde si parece que se van a desarrollar las próximas batallas sectoriales es en el ámbito fiscal. La Administración central ha apuntado ya a una mayor relación entre la fiscalidad y el grado de contaminación de los vehículos.

En ese sentido, se pronunciaba esta misma semana el vicepresidente primero y ministro de Economía, Pedro Solbes, al señalar que durante el próximo año los vehículos más potentes y por tanto más contaminantes, no podrán acogerse a los beneficios del Plan Prever, por el que se incentiva la retirada de automóviles con más de 10 años.

Una medida que según Anfac afectaría en principio a unos 90.000 coches y que ha sido contestada con mayor dureza por parte de la patronal de los importadores Aniacam. Para Anfac la fiscalidad debe ser neutra desde el punto de vista tecnológico y en ningún caso debe camuflarse con excusas medioambientales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de diciembre de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50