Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Impuesto sobre sucesiones

Parece que es una tendencia clara, consolidada y deseada por todo el mundo que el impuesto sobre sucesiones desaparezca como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid. Yo, sin embargo, me cuestiono si realmente es lógico que esto ocurra o bien sería más sensato, puestos a reducir los ingresos en las arcas del Estado, rebajar sustancialmente el IRPF y el impuesto sobre sociedades, sobre la base de que las rentas gravadas con dichos impuestos son producto del trabajo, el esfuerzo y la dedicación, mientras que las rentas gravadas por el impuesto sobre sucesiones son rentas obtenidas gratuitamente y, por tanto, sin esfuerzo alguno. Parece sensato que lo que requiere un esfuerzo especial esté menos gravado que lo que resulta ser una liberalidad y que por tanto no requiere esfuerzo alguno. Con la tendencia actual se está, probablemente de forma involuntaria, gravando el esfuerzo y primando la riqueza fácil, lo que es tanto como favorecer al hijo pródigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 2006