Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tercio de los vuelos con salida o destino en Santiago es de precio bajo

La llegada de la aerolínea irlandesa de billetes baratos Ryanair a Santiago hace apenas año y medio ha marcado un hito en la evolución del tráfico aéreo en el aeropuerto compostelano de Lavacolla. En ese período de tiempo otras dos aerolíneas de este tipo (Vueling y Air Berlín) se han instalado en la terminal compostelana y el porcentaje de vuelos realizados por las tres compañías en Santiago alcanza ya el 20% del total de operaciones diarias.

La dirección del aeropuerto confirma que se va a seguir potenciando la llegada de este tipo de compañías y está previsto que su peso en Lavacolla se eleva al 30% del total de vuelos, es decir, prácticamente uno de cada tres vuelos que salgan o lleguen a Santiago será de líneas de billetes baratos.

El aterrizaje del low cost en la capital gallega ha permitido incrementar el número de turistas extranjeros que llegan a Lavacolla y contribuye a que la terminal pueda alcanzar a final de año, por primera vez, dos millones de pasajeros. La parte negativa es que las aerolíneas tradicionales han reducido sus vuelos desde Santiago. Iberia se ha llevado su conexión con Londres a Alvedro y Air Europa ha trasladado sus conexiones con Madrid a Vigo.

El aeropuerto de Santiago lleva tres meses consecutivos liderando el crecimiento de los vuelos de bajo coste en las terminales españolas. El pasado mes de octubre se registraron 12.800 pasajeros de este tipo de aerolíneas, lo que supone un incremento del 185% respecto al mismo mes de 2005. Sin embargo, en lo que va de año el número total de vuelos en Lavacolla ha sufrido una caída del 2,9% sobre los realizados hace 12 meses.

Hay otros datos no tan positivos. Ryanair ha reducido sus frecuencias semanales a Londres y Roma, una medida que según el responsable de Turismo del Ayuntamiento de Santiago, Francisco Candela, es "provisional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 2006