Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer liberado del 'comando Dixan' no pedirá indemnización por su reclusión

Mohamed Nebbar, uno de los integrantes del denominado comando Dixan, liberado el pasado martes por orden de la Audiencia Nacional, aseguró ayer en Girona que no tiene previsto reclamar una indemnización por sus tres años y medio de reclusión. Aunque la Audiencia Nacional sigue elaborando la sentencia, la orden de libertad representa una medida de urgencia que hace prever una sentencia absolutoria. Nebbar aseguró ayer que sólo desea "que le dejen en paz".

El súbdito argelino estaba acusado de pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos con finalidades terroristas y falsificación de documento. Su defensa negó todos los cargos y alegó que dichos explosivos no eran más que productos de limpieza, circunstancia que popularizó el nombre de comando Dixan para los seis acusados. El letrado Benet Salellas está convencido de que el tribunal no ratificará las tesis del juez Garzón y la fiscalía, que supusieron el ingreso en prisión de los súbditos argelinos.

La plataforma Aturem la Guerra, que ha encabezado la campaña en defensa de los detenidos, manifestó ayer que la excarcelación de Nebbar constituye el primer paso de la liberación de todos los acusados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 2006