Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trujillo cancela la cumbre europea de vivienda en Barcelona

La ministra afirma que no se pueden cuadrar las agendas de los participantes

La cumbre informal de ministros de Vivienda que debía haberse celebrado en Barcelona y que se aplazó al coincidir con la campaña electoral ha sido suspendida de modo definitivo, según confirmó ayer María Antonia Trujillo, ministra de Vivienda, por la falta de acuerdo sobre las agendas.

Ni en noviembre ni en diciembre ni en fecha conocida. La cumbre de ministros de la Vivienda, o cargos equivalentes, que debía haberse celebrado en Barcelona a final de octubre ha quedado suspendida de modo definitivo y se hará "si hay oportunidad", dijo ayer Trujillo. "Se ha intentado de todas las maneras, se han ofrecido dos fechas, pero ha sido imposible cuadrar las agendas de las personas que tenían que participar", afirmó. La ministra hizo estas declaraciones tras firmar una serie de convenios sobre vivienda con diversos alcaldes y el presidente de la Generalitat, José Montilla.

La primera oferta que se hizo fue repetir la convocatoria de la "cumbre informal", insistió la ministra, "para mediados del mes de noviembre". No fue posible debido a que los ministros, añadió, acostumbran a tener agendas complicadas y resulta muy difícil mover las fechas.

Al fallar noviembre, el Gobierno español propuso convocar la misma reunión para los días 18 y 19 de diciembre, pero tampoco fue posible armonizar las agendas políticas para esos días, de modo que la reunión ha quedado suprimida. "Si hay oportunidad, se hará en Barcelona", dijo la ministra, que intentó quitar hierro tanto a la importancia del encuentro como a que no hubiera horizonte para él.

La decisión de suprimir el encuentro de modo definitivo ha provocado duras críticas por parte de la oposición a todo el proceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de diciembre de 2006