1.000 pasajeros sufren los retrasos en cinco vuelos de Air Madrid

Más de un millar de personas sufrieron ayer en el aeropuerto de Barajas los retrasos en cinco vuelos de la compañía Air Madrid: uno del jueves con destino a Quito (Ecuador), otro del viernes hacia Santiago de Chile y tres que deberían haber salido ayer hacia Quito, Moluca (México) y Buenos Aires (Argentina). Dos centenares de pasajeros defraudados no aguantaron más y reclamaron a gritos en el aeropuerto que un avión les llevara a los destinos por los que había pagado.

Los del vuelo a Santiago esperaban desde el viernes desperdigados por varios hoteles de la ciudad. Cuando llegaron al aeropuerto, con la misma ropa del día anterior pues ya habían facturado las maletas, y sin que la aerolínea les hubiera ofrecido el almuerzo, se encontraron con los pasajeros el vuelo a Quito de las 11.00. Ellos tampoco habían salido. Comenzaron los gritos de "ladrones" y "estafadores" y los golpes contra el cristal tras el que se guarecían tres empleadas.

Los que iban a Chile pudieron volar a media tarde, con más de un día de retraso; los de Quito lo hicieron anoche; y los de Argentina y México tendrán que esperar a hoy. O eso dice Air Madrid, ya que ninguno de los damnificados confía ya en las promesas de la aerolínea.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Luis Doncel

Es jefe de sección de Internacional. Antes fue jefe de sección de Economía y corresponsal en Berlín y Bruselas. Desde 2007 ha cubierto la crisis inmobiliaria y del euro, el rescate a España y los efectos en Alemania de la crisis migratoria de 2015, además de eventos internacionales como tres elecciones alemanas o reuniones del FMI y el BCE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS