Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento asegura que no se ha recalificado ni un milímetro

El equipo de gobierno local de La Vila Joiosa, en manos del PP con mayoría absoluta, rechazó ayer las acusaciones de la oposición [PSPVy Bloc] respecto al nuevo PGOU y calificó como "falsas" las informaciones sobre el tema recogidas en EL PAÍS y el diario El Mundo. El Ayuntamiento mantiene que en el pleno del viernes "no se recalificó un milímetro de suelo, ni nada parecido". El Consistorio, a través de una nota oficial de la concejalía de Urbanismo, anunció medidas legales contra los dos partidos de la oposición y los dos medios de comunicación.

"A rebufo de que, hoy por hoy, todo lo que tenga que ver con urbanismo es sinónimo de corrupción, nos quieren colgar ese San Benito que no nos corresponde", dice el comunicado. "El pasado jueves [en realidad fue el viernes], hubo dos plenos extraordinarios en La Vila Joiosa. El que nos ocupa fue el segundo en orden de celebración y en él se aprobó la exposición pública del concierto previo a la revisión del PGOU. Es decir, el pleno aprobó, exclusivamente, que se expongan antes los ciudadanos y organismos pertinentes la revisión del PGOU para saber si están de acuerdo y escuchar sus aportaciones. No se recalificó ni un milímetro de suelo", añade el comunicado. La nota prosigue rechazando todas los comentarios y valoraciones de los grupos de la oposición sobre el documento.

Por otro lado, el PSPV acentuó ayer su crítica a la propuesta urbanística que encierra el concierto previo del PGOU de la Vila. "El PP sigue pisando el acelerador de los pelotazos urbanísticos ante el riesgo inminente de perder las próximas elecciones autonómicas y municipales de mayo, bajo la pasividad más absoluta del presidente del PP, Francisco Camps", aseguró Francesc Signes, portavoz de Medio Ambiente de la ejecutiva de los socialistas valencianos. Para Signes, "los últimos anuncios de recalificaciones masivas están dejando en evidencia al consejero de Territorio y Vivienda, que no está ni se le espera".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de diciembre de 2006