EA celebrará su congreso el 21 de enero, pese a que la ejecutiva no acepta las firmas críticas

La ejecutiva nacional de Eusko Alkartasuna (EA) ha decidido convocar el congreso extraordinario solicitado por el sector crítico favorable a reeditar la coalición electoral con el PNV, pese a considerar que los solicitantes no han logrado reunir el porcentaje de firmas (25% de la militancia) requerido. Será el domingo 21 de enero en Bilbao y en el mismo se debatirá la ponencia redactada por la dirección, que plantea ratificar su decisión de concurrir en solitario a las elecciones municipales y forales, según anunció ayer su presidenta, Begoña Errazti, en una rueda de prensa.

La convocatoria del congreso ha evidenciado ya la sima que separa a los dos sectores de EA en dos aspectos clave. El primero, el número de firmas, 1.603, que han rubricado la demanda y que, según los críticos "supera con creces" la cuarta parte de los militantes (1.500). Sin embargo, el sector oficial las ha considerado "insuficientes" porque la Comisión de Garantías no ha reconocido como afiliados a una parte de los firmantes.

En el fondo de esta discusión planea el control del censo de la militancia, siempre a cargo del responsable de organización, y que es clave en un proceso de elección de los compromisarios que participarán en el congreso. En este sentido, los críticos denunciaron ayer, a través de un comunicado, que se encuentran "indefensos" al no poder acceder a los listados de afiliados, "como es nuestro derecho", para demostrar que las firmas aportadas supera el 25%.

La ponencia del debate

El otro elemento en discusión entre los dos sectores es decidir a quién corresponde redactar la ponencia que se debatirá en el congreso. Los 1.603 militantes críticos que solicitaron su convocatoria adjuntaban a su demanda la breve ponencia política que pretenden someter a la decisión de los compromisarios. Su contenido era un enunciado de argumentos favorables a la coalición electoral con el PNV, "respetando, eso sí, la voluntad de las organizaciones locales que deseen concurrir en solitario en sus municipios", según el texto.

Begoña Errazti precisó, sin embargo, que lo que se discutirá en el congreso es esto último, ir solos a las elecciones municipales y forales, como decidió en agosto, por un único voto de diferencia, la ejecutiva. Sin embargo, estatutariamente cabe la posibilidad de presentar una ponencia alternativa.

La presidenta de EA resaltó que la dirección ha decidido que se celebre el congreso, pese a interpretar que la petición de los críticos había decaído por no reunir las firmas necesarias, para "posibilitar el debate" y "zanjar" la cuestión. Errazti se mostró convencida de que la postura de la ejecutiva va ser refrendada por la mayoría de los compromisarios y añadió que "no contempla la hipótesis" de que los críticos puedan imponerse en el congreso. "No es que confíe", dijo, "es que va a ser así".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50