Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla del Alavés acusa de "tratos vejatorios" a Piterman

Los 27 jugadores del Alavés dijeron basta a lo que consideran desmanes de su presidente Dimitry Piterman. Convocaron a los medios en un céntrico hotel de Vitoria para respaldar y solidarizarse con Lluis Carreras, la última (hasta el momento) víctima del ucranio.

El lateral alavesista, flanqueado por los dos capitanes, Martín Astudillo y Edu Alonso, y acompañado por el resto de la plantilla, acusó a Piterman de "trato vejatorio" por los insultos que recibió del dueño del club tras un entrenamiento. "Siempre ha habido discusiones y cambio de impresiones en el equipo, pero un ataque tan directo yo desde que estoy aquí no lo recuerdo", dijo Carreras.

El defensa catalán reconoció que esta reacción pudo haberse producido la temporada pasada "cuando le quitaron la ficha a Téllez o a mí, pero ahora ha ido al plano personal". Piterman lanzó "insultos graves hacia mis familiares vivos y muertos; incluso hacia mis hijos".

Carreras fue la cara del acto de rebeldía de la plantilla, pero eludió erigirse en el protagonista del plante, "no quiero ser yo el protagonista de esta historia. Estamos todos unidos porque la situación lo requiere". Los jugadores pidieron perdón a los aficionados por la imagen que está ofreciendo el club con las continuas tensiones que han enfrentado al dueño del club a la afición, las instituciones, los empleados, los medios de comunicación y a la plantilla. "El Alavés no merece un espectáculo así, pero no podemos más". Los jugadores esperan ahora represalias por parte de Piterman. "Es imprevisible lo que puede pasar", dicen, pero por de pronto a Carreras ya le han abierto un expediente disciplinario.

El origen de la disputa fue antes del partido del sábado contra el Sporting, cuando Cos y Carreras mantuvieron una discusión en la que el primero dudó de la conveniencia de convocar al jugador a pesar de las bajas, y éste respondió llamándole "incompetente" y "cobarde y mentiroso" a Piterman.

No es la primera vez que el empresario se mete en camisas de once varas. El Diputado General de Álava, Ramón Rabanera, del PP, resumió con malestar las malas maneras de Piterman el pasado febrero: "Da una imagen malísima del Alavés y de la sociedad alavesa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de diciembre de 2006