Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

El empresario Fernando Ortiz de Zárate compra el Alavés

Piterman se desvincula totalmente del club vasco

El empresario vitoriano Fernando Ortiz de Zárate ha anunciado hoy que, junto con un grupo inversor, ha comprado el 51% de las acciones del Deportivo Alavés que hasta ahora estaba en poder del ucraniano Dmtry Piterman, que se ha desvinculado completamente del club.

Ortiz de Zárate, que será el nuevo presidente, ha explicado que pagará tres millones de euros por el club. Ahora ha hecho un primer pago y en lo que resta de año hará los otros dos. También ha anunciado que los colaboradores de la época de Piterman ya están fuera del club, aunque uno de ellos, el ex-entrenador y secretario técnico Chuchi Cos, mantiene una demanda contra el Alavés. Ahora, el objetivo es "ser un club normal, que estemos más arriba o más abajo, pero un club normal". Ortiz de Zárate ha anunciado además que en septiembre u octubre pondrá a la venta parte del capital social del club, por si los aficionados desean comprar más acciones, ya que su intención es "socializar el club y que nunca más el 51% de las acciones estén en manos de una misma persona".

Los empresarios alaveses Luis Ruiz de Gauna y Guillermo Asarta, que estuvieron junto a Ortiz de Zárate durante las negociaciones de la compra, han renunciado finalmente a entrar en el capital, debido a que no compartían la presencia en la operación de un grupo inversor de fuera de Álava. Ortiz de Zárate ha reconocido que el motivo de la salida de Ruiz de Gauna y Asarta es "la desconfianza de no conocer el grupo inversor", del que siguió sin hacer pública su identidad, aunque dijo que le lleva apoyando desde marzo para hacerse cargo del club.

No obstante, Ortiz de Zárate ha dejado "la puerta abierta a Ruiz de Gauna y Asarta por si más adelante deciden entrar a formar parte del club". Por el momento, será el presidente del club hasta que se "socialice y cambie el consejo de administración, que será entonces cuando dependerá de los accionistas". El empresario vasco se ha mostrado "ilusionado y a la vez inquieto por el proceso concursal con el que no contaba", en el que todavía está inmerso el club. Se espera que esta semana la jueza de Vitoria decida si acepta o no la petición del Alavés para acogerse a esta ley concursal, la antigua suspensión de pagos. El presidente ha concluido pidiendo a la afición "más apoyo que nunca" para que "vuelva a haber un campo con ilusión y ganas".

El nuevo entrenador del club será Josu Uribe, que será presentado mañana. Respecto a los jugadores, el nuevo presidente recordó que la plantilla actual es de 30 jugadores, una cifra que el club "no puede sostener" económicamente, por lo que habrá que prescindir de varios. Respecto al presunto interés del Athletic de Bilbao en el lateral izquierdo Alberto Morgado, el nuevo presidente dijo que es un asunto que estudiará, aunque recordó que esta recién renovado y confirmó que su cláusula de rescisión es de cuatro millones de euros. "Habrá que analizar el tema con la secretaría técnica", ha explicado. Sobre las relaciones con la federación alavesa de fútbol, que no fueron buenas durante la era de Antón y la era Piterman, Ortiz de Zárate ha recalcado que ha hablado un par de veces con el presidente y le "he mostrado mi intención de que sea una relación fluida porque es como tienen que ser".