Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado reclama 47 millones por las indemnizaciones del 11-M

Las víctimas han recibido ya 37,9 millones de la Administración

El abogado del Estado reclama un total de 47,17 millones de euros en concepto de indemnizaciones por responsabilidad civil a siete de los 29 procesados por los atentados del 11-M y los suicidios de Leganés. Se trata de los considerados autores materiales de los atentados contra los trenes Jamal Zougam, Basel Ghalyoun y Abdelmajid Bouchar; los autores intelectuales Hasan el Haski, Rabei Osman y Youssef Belhadj, y el autor por cooperación necesaria, José Emilio Suárez Trashorras.

El escrito de conclusiones provisionales del abogado del Estado en el caso del 11-M asume como propios los hechos y calificación jurídica tal y como figuran en el escrito de la fiscal Olga Sánchez. Por ello, reclama penas de casi 40.000 años de prisión para los siete mencionados, aunque, en caso de ser condenados nunca cumplirán más de 40 años de cárcel.

La novedad la constituye el capítulo de responsabilidades civiles. Así, el representante del Estado destaca que los siete procesados como autores de los atentados, de una u otra forma, "responderán conjunta y solidariamente a cada uno de los perjudicados, o entidades que hayan abonado indemnizaciones por dichos perjuicios, por los fallecimientos, lesiones y perjuicios materiales o morales, por los hechos de los que son responsables, en las cantidades que habrán de fijarse definitivamente en ejecución de sentencia".

El abogado del Estado asume también los criterios y baremos establecidos por la fiscalía para los damnificados.

No obstante, el escrito puntualiza que la Administración deberá ser indemnizada por las cantidades ya abonadas a los perjudicados al amparo de la ley de Solidaridad con las Víctimas del Terrorismo.

Indemnizaciones

Estas cantidades ascienden a 36.214.049,74 euros en lo referido a los atentados del 11 de marzo de 2004, y a 1.754.826,22 euros como consecuencia de la explosión y suicidio de los islamistas en Leganés, el 3 de abril de 2004, que causó la muerte del geo Francisco Javier Torronteras.

Además, el Consorcio de Compensación de Seguros, por las cantidades pagadas a los perjudicados por daños materiales, deberá ser resarcido con 146.699,04 euros por los atentados de los trenes y con 2.495.669,92 euros por la explosión de Leganés.

Igualmente, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) tendrá que ser indemnizado con 297.599 euros por los perjuicios causados, y, finalmente, Renfe deberá ser reembolsada en la cantidad de 6.268.564,04 euros, de acuerdo con el certificado de valoración de los daños que está aportado en la causa.

Por otro lado, la Audiencia Nacional decidió ayer no encarcelar por el caso del 11-M a Nasreddine Bousbaa, que se encontraba en libertad provisional por esa causa.

Bousbaa, de 45 años, sin embargo, se encuentra en prisión como consecuencia de la Operación Suez, desarrollada recientemente por el Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional, en el que fueron detenidos cuatro islamistas por falsificar documentos para dar cobertura a muyahidines.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de noviembre de 2006